Después de negarlo, Putin admite que las sanciones de Occidente provocan ‘problemas colosales’ a Rusia

‘El sistema financiero ruso no estaba preparado para suministrar medios a compañías que no tienen activo o grandes beneficios’, reconoce.

Vladimir Putin. PAVEL BYRKIN SPUTNIK VÍA REUTERS

Rusia enfrenta grandes problemas por las sanciones de Occidente tras la invasión a Ucrania ordenada por Vladimir Putin. El propio mandatario calificó el lunes de «colosales» los desafíos en el sector de la alta tecnología y se quejó de que los países que apoyan a Kiev buscan impedir el desarrollo del país.

«Este es un inmenso desafío para nuestro país», reconoció Putin, quien agregó: «Teniendo conciencia de las dificultades colosales que enfrentamos, buscaremos nuevas soluciones de una manera inteligente y enérgica», citó EFE.

«No podemos desarrollarnos al margen de todo el mundo. Pero no será así. En mundo actual es imposible levantar un enorme muro con un compás. Es simplemente imposible», dijo Putin en una reunión telemática del consejo de desarrollo estratégico y proyectos nacionales.

El mandatario señaló que Rusia buscará la «soberanía» tecnológica y productos de compañías locales innovadoras, y aseguró que varias empresas rusas que están creciendo rápidamente, como la tienda en línea Ozon o la compañía tecnológica Yandex, se han quedado sin financiamiento de Occidente a raíz de las sanciones.

Rusia tiene que crear alternativas para que esas empresas puedan atraer financiación y así continuar con su desarrollo, dijo, e hizo un llamamiento a crear mecanismos financieros para que las compañías rusas que crecen rápidamente puedan captar capital nacional para su desarrollo.

«Lo diremos francamente, el sistema financiero ruso no estaba preparado para suministrar medios a compañías que no tienen activo o grandes beneficios, pero sí un gran potencial de crecimiento», dijo el jefe del Kremlin.

Entre estas, mencionó a Ozon, uno de los primeros comercios electrónicos rusos, que el año pasado vendió mercancías por cerca de 0,5 billones de rublos (unos 8.650 millones de dólares).

«Estas compañías nuestras utilizaban activamente las instituciones financieras occidentales, con las que hoy hay dificultades. Ahora no tenemos acceso a ellas», reconoció el mandatario al argumentar su llamamiento.

El presidente destacó que los participantes clave en los proyectos nacionales son las grandes corporaciones del país y resaltó los progresos de Sberbank, la mayor entidad bancaria nacional en el ámbito de la inteligencia artificial, de Ferrocarriles de Rusia, en comunicaciones cuánticas, y de Rosatom, en materiales compuestos.

Al mismo tiempo, señaló que en cinco de las 13 aéreas de trabajo no hay avances y en las ocho restantes no se han alcanzado las metas en al menos el 20% de los indicadores.

Grandes compañías tecnológicas como Apple, Microsoft e Intel suspendieron sus operaciones en Rusia, o directamente abandonaron el país, luego de que Putin invadiera Ucrania el 24 de febrero.

Son decenas las multinacionales que suspendieron sus negocios en el país euroasiático en respuesta a la agresión contra el vecino país, y abundantes las sanciones impuestas por la Unión Europea, EEUU y Canadá, entre otros países, mientras que Moscú ha sido condenado en organismos multilaterales y expulsado en abril pasado del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%