Cientos de seguidores de Trump se sumaron a un desfile en lanchas y yates, para mostrar su apoyo al presidente, quien el viernes en la madrugada comunicó que dio positivo a la prueba del coronavirus

Aunque la campaña de Donald Trump por reelegirse en la presidencia de Estados Unidos se mantiene de momento en pausa, al informarse que el mandatario y su esposa contrajeron coronavirus y se confinaron para recuperarse, entre sus partidarios del sur de la Florida siguen las muestras de apoyo al candidato republicano.

Este sábado se vio una muy peculiar, cuando cientos de seguidores de Trump se sumaron a un desfile en lanchas y yates, para mostrar su apoyo al presidente, quien el viernes en la madrugada comunicó que dio positivo a la prueba del coronavirus.

Univision reportó que las personas en la caravana acuática llevaron banderas en apoyo al presidente, que fue trasladado el viernes al final de la tarde al hospital militar Walter Reed para ser tratado tras contagiarse de covid-19. 

Al frente del grupo de botes, iban dos barcos con grandes figuras del presidente Donald Trump en la proa. Según Univision, el presidente envió un mensaje desde el hospital el sábado en la noche, en el que decía sentirse mucho mejor.

El desfile náutico se llevó a cabo en el área de Fort Lauderdale, en el condado Broward y se podían ver en los botes las banderas de la campaña Trump-Pence, así como de los Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos podría ser dado de alta el lunes 5 de octubre si sigue mejorando como hasta ahora, informó este domingo el médico de la Casa Blanca y doctor del mandatario, Sean Conley.

En rueda de prensa para actualizar sobre la situación de Trump, internado desde el viernes en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed luego de ser diagnosticado como positivo a la COVID-19, Conley explicó que el presidente no presenta dificultades para respirar, tiene un índice de oxigenación en sangre de 98 por ciento y responde bien a los tratamientos, por lo que, si prosigue su mejoría, podría abandonar el hospital en Maryland y regresar a la Casa Blanca este lunes.

El galeno reconoció la confusión que se generó la víspera respecto al estado de salud del mandatario por visiones contradictorias entre sí. Según dijo, el viernes el paciente recibió oxígeno suplementario durante “alrededor de una hora”, pero nunca sus niveles de oxigenación “estuvieron debajo de 80”.

El sábado completó su segunda dosis de Remdesivir, sin experimentar efectos colaterales, y recibió terapia con dexametasona, un esteroide que ha demostrado ser eficaz en pacientes graves de coronavirus que requieren ventilación u oxígeno, agregó por su parte el doctor Brian Garibaldi, del hospital Johns Hopkins.

“A lo largo de su enfermedad, el presidente ha experimentado dos episodios de caídas transitorias en su saturación de oxígeno. Debatimos las razones y si debíamos intervenir. El equipo decidió, con base en la evolución de las cosas desde el diagnóstico inicial, que iniciaríamos con la dexametasona”, señaló al respecto Conley, al tiempo que insistió en la evolución favorable de Trump y la posibilidad de recibir el alta.

“No ha tenido fiebre desde el viernes” y “sus signos vitales son estables”, ponderó.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.