Desapariciones forzadas, tortura y ejecuciones: EEUU denuncia violaciones a derechos humanos en Cuba

El informe anual del Departamento de Estado enumeró las múltiples violaciones a derechos y libertades del régimen a sus ciudadanos

Patrullas vigilando ilegalmente la casa de la activista Katherine Bisquet. (Imagen de referencia: Camila Lobón Facebook).

El Departamento de Estado de EEUU presentó su informe anual sobre derechos humanos, en el que acusó a Cuba, Venezuela y Nicaragua por las torturas y ejecuciones extrajudiciales que se han perpetrado en estos países.

El documento, publicado este martes 30 de marzo y relativo a 2020, sirve de guía al Congreso estadounidense a la hora de determinar la ayuda exterior que se concede a cada país, indicó EFE.

El secretario de Estado, Antony Blinken, afirmó en la introducción del texto que las “restricciones” del Gobierno en Cuba siguen vulnerando la libertad de expresión, asociación, religión, creencias y movimiento.

En la sección dedicada a la Isla, Washington aseguró que “los funcionarios del Gobierno, por orden de sus superiores, cometieron la mayor parte de los abusos de derechos humanos”.

Asimismo, se calificó a Cuba como “Estado autoritario”, y se recalcó que “la libertad de prensa prácticamente no existe”, además de que se “niega” a los cubanos el derecho a formar partidos políticos.

También se denunciaron las “ejecuciones ilegales o arbitrarias”, así como las “ejecuciones extrajudiciales cometidas por el Gobierno”, punto en el que contaron el asesinato de Hansel Hernández a manos de la policía, en junio pasado.

El documento denunció a su vez las detenciones arbitrarias contra opositores y activistas en lo que por horas o días se desconoce su ubicación, calificándolas como “desaparición forzada”.

“Tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes a disidentes políticos, detenidos y presos por parte de las fuerzas de seguridad”, así como “condiciones carcelarias duras y potencialmente mortales”, fueron otras de las denuncias del informe contra el gobierno de Cuba.

En el mismo documento, se mencionó la impunidad de la que gozan las autoridades abusivas ante la falta de un ente que regule su actividad, pues el poder judicial es controlado por el gobierno como todo lo demás en la Isla, impidiendo procesos judiciales justos e imparciales.

En ese sentido, se denunció la utilización de dicho sistema penal para atentar contra sus ciudadanos disidentes.

“Las leyes penales contra la difamación se utilizaron contra personas que criticaban el liderazgo del Gobierno”, explicó y subrayó que “el gobierno se dedicó a la censura y al bloqueo de sitios de Internet, y hubo graves limitaciones a la libertad académica y cultural”.

El Departamento de Estado también incluyó la corrupción, trata de personas, el trabajo forzado y la invalidación de sindicatos independientes.

Todas estas faltas han sido denunciadas en múltiples ocasiones por activistas y opositores, dentro y fuera de Cuba ante distintos organismos internacionales.

El informe anual del Departamento de Estado examina el comportamiento de los Gobiernos de todo el mundo respecto a los derechos humanos.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.