Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

“No podemos permitir que sigan muriendo cubanos por derrumbes. No podemos permitir que sigan ocurriendo más abusos”

Madre de una de las desalojadas con las pertenencias de su hija en la calle (Esteban Rodríquez -Facebook)

Tres mujeres cubanas y sus hijos pequeños fueron desalojados este viernes de un local estatal que habían ocupado porque no tenían un lugar seguro para vivir. La policía los trasladó a la estación de Cuba y Chacón en La Habana Vieja, según el biólogo y activista Oscar Casanella.

Maira Yara Peña, Yansan Pérez Bejerana y Nidia Camejo fueron las madres desalojadas. De acuerdo con la publicación de Casanella en Facebook, las tres vivían con sus niños en viviendas en peligro de derrumbe.

Fue por esa razón que decidieron apenas hace unos días ocupar un local estatal “vacío y desaprovechado para salvar sus vidas y la de sus hijos pequeños”.

El biólogo relató que el gobierno del municipio de Habana Vieja logró que las madres abandonaran el lugar haciendo uso de engaños, pues les dijeron que las iban a trasladar a oficinas estatales para resolver sus problemas de la vivienda. Pero lejos de eso, las enviaron a la unidad policial.

“El gobierno del municipio Habana Vieja le dijo a las familias de las madres ocupantes del local que las mismas iban a ser trasladadas para las oficinas municipales del gobierno de Habana Vieja localizado en calle Muralla entre Oficio y Avenida del Puerto con el objetivo de darle respuesta a sus necesidades de vivienda. Este pronunciamiento del gobierno fue una mentira”, precisó.

Casanella denunció este nuevo atropello policial contra mujeres y niños que no tienen un lugar seguro para vivir, situación que se repite por toda Cuba con frecuencia, mientras las autoridades desestiman la magnitud del problema.

“No podemos permitir que sigan muriendo cubanos por derrumbes. No podemos permitir que sigan ocurriendo más abusos”, sentenció el biólogo.

Desamparo legal

La Constitución cubana establece una protección especial del Estado hacia los niños, adolescentes y jóvenes en la Isla. El artículo 86 confiere al gobierno la obligación de proteger a los menores de todo tipo de violencia, para garantizar su desarrollo integral.

En este caso, que han sido desalojados tres mujeres y cuatro pequeños, el gobierno incumple su deber de anteponer el interés del niño en toda decisión que se tome. 

Cuba es estado parte de la Convención de los Derechos del Niño desde 1991, y la actual Constitución permite que se aplique en el territorio nacional los tratados internacionales firmados por el país. Esta convención indica en su artículo 3:

Los Estados Partes se comprometen a asegurar al niño la protección y el cuidado que sean necesarios para su bienestar, teniendo en cuenta los derechos y deberes de sus padres, tutores u otras personas responsables de él ante la ley y, con este fin, tomarán las medidas legislativas y administrativas adecuadas.

Sin embargo, persisten los casos de familias que reclaman durante años a las autoridades una vivienda, pero lejos de encontrar respuesta, son desalojados de los lugares en los que se refugian, situaciones en las que muchas veces están involucrados menores de edad.

Este viernes también trascendió que una madre decidió plantarse en medio de la transitada Calzada del Cerro junto a sus hijas, unas pocas pertenencias y un colchón.

La mujer protestó precisamente por el abandono que sufren las madres y sus niños en Cuba, en medio de una grave crisis económica y el desinterés de las autoridades en garantizar un hogar seguro a los menores de edad.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Share This
A %d blogueros les gusta esto: