Un derrumbe total de dos viviendas contiguas ocurrió en el municipio Cabaiguán, en Sancti Spíritus, y las familias afectadas han quedado sin techo y desprotegidas

Un derrumbe total de dos viviendas contiguas ocurrió el pasado 30 de septiembre en el municipio Cabaiguán, en Sancti Spíritus, y las familias afectadas han quedado sin techo y desprotegidas.

En el momento del colapso, cerca de la 10 de la noche, los moradores estaban en el interior viendo la novela, pero lograron salvar sus vidas. Las afectados son María del Carmen Chinea Obregón en una casa y en la otra María Luisa Rodríguez Prieto junto a su hijo Raulén Machado Rodríguez.

Según informó en su cuenta de Facebook, Ramonin Díaz, quien labora en la emisora oficialista Radio Sancti Spíritus, el hecho ocurrió en la calle Céspedes # 87 esquina calle Masó.

En entrevista, una de las mujeres víctima del suceso, contó que “Estaba terminando de ver la novela cuando sentí un estruendo que venía de la cocina hacia la sala y pensé que era una rastra u otro vehículo que había impactado la vivienda, pero al percatarme que era un derrumbe pude salir rápido por la puerta de la sala y salvé la vida milagrosamente. Una teja me golpeó en la espalda y me llevaron rápidamente al hospital, pero no hubo que lamentar mayor percance”.

María del Carmen Chinea Obregón, una de las afectadas, nunca sospechó que algo como así ocurriese. Durante 24 años ha vivido en el mismo inmueble y asegura que hace una década practicó una reparación total a la vivienda.

Especialistas e ingenieros de la vivienda informaron que las causas del derrumbe se deben a lo antiguo de la construcción, la cual no posee arquitrabe. “Tras la lluvia de la tarde colapsó el cimiento y la enorme viga del portal lateral que sostenía el techo se desplazó provocando simultáneamente el derrumbe de paredes”, reza el post de Facebook.

Los vecinos los ayudaron a rescatar sus pertenencias de entre los escombros.

Los restos del inmueble fueron demolidos y, Díaz sostiene que se trabaja en la limpieza de los escombros. También señala que los implicados poseen expedientes para tramitar la entrega de subsidios para una nueva construcción, realidad que aún está por verse.

Ayer 1 de octubre, ADN Cuba reportaba que otra familia cubana, pero en La Habana, llevaba 13 años viviendo en una casa en peligro de derrumbe sin que el régimen se pronunciara al respecto. El cubano Félix Mendigutía Huelga y su familia cada día apuestan contra la muerte. Al resto de sus vecinos la dictadura sí les dio una casa.

La precaria situación del fondo habitacional cubano es algo que poco importa al régimen que prefiere invertir en hoteles que en viviendas. A lo largo de toda la Isla se reportan derrumbes con frecuencia. El pasado lunes 28 de septiembre trascendió el fallecimiento de una anciana de 74 años, quien murió entre los escombros de un derrumbe en La Habana Vieja.

Las zonas de la capital más afectadas son La Habana Vieja, el Cerro y Centro Habana. En municipios abundan edificios y casas con una situación arquitectónica precaria y en peligro de derrumbe.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.