Denuncian torturas contra presos del 11J: Uñas arrancadas y golpizas a mujeres

Foto: Marcos Évora vía Facebook

La activista cubana Mailene Noguera Santiesteban, detenida por sumarse a las protestas antigubernamentales masivas del pasado 11 de julio, envió desde la cárcel una impactante carta donde describe múltiples abusos y agresiones contra los prisioneros.

En Twitter, la organización Cubalex, que se ha ocupado del registro de los detenidos por las manifestaciones pacíficas, compartió la misiva de Noguera como un “testimonio de la tortura y el horror a la que someten a reclusas”. También la activista Carolina Barrero publicó el documento desde su perfil en Facebook.

“Lean la carta. Lo que sucede en las prisiones de Cuba tiene que saberse. Quien calle ante esto se condena”, señala Barrero.

A través del manuscrito, Noguera cuenta que, al llegar a prisión, vio cómo “muchos guardias” golpeaban a Manuel Velázquez Licea, del Movimiento Opositores por una Nueva República (MONR), “sin ningún tipo de piedad”. Lo agredieron con bastón y lo patearon hasta dejarlo sangrando, según refirió.

Noguera dijo que ella también sufrió en carne propia violencia física y verbal e incluso los oficiales la arrastraron por el suelo. También explicó que quienes llegaban detenidos al centro penitenciario en la provincia de Mayabeque eran tratados “como desechos humanos” y obligados a decir cosas que no querían, sin puntualizar sobre las mismas.

“Practicaban la tortura (…) con menores de edad, con pistolas en la cabeza, con pinzas arrancaban uñas y hasta los piercings de la lengua. Pusieron a una madre y su hija en cuartos separados y las hicieron escuchar cómo maltrataban a una y otra física y psicológicamente”, relató.

Asimismo, dijo que las guardias les hicieron comentarios racistas como que eran “muy negras para estar protestando en las calles” y que a los negros “no los querían en ningún lugar del mundo”.

“Fue muy triste lo que se vivió ahí, después se dice que en Cuba no se practica la tortura y que no hay racismo, pues estas historias desmienten todo. Por lo tanto, me mantengo firme con mis ideales hasta el final”, expresó la activista.

Organizaciones independientes reflejaron que más de 1000 cubanos fueron detenidos a causa de las protestas antigubernamentales masivas del 11J. Varios fueron condenados a prisión en procesos sumarios, mientras otros todavía esperan sentencia. Algunos pudieran recibir en los próximos días severas condenas de hasta más de 20 años de cárcel por los presuntos delitos de “sedición y otros actos contra la Seguridad del Estado”

TOMADO DE CUBITANOW.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%