Los hechos descritos y de los cuales deja testimonio el video compartido en su post, ocurrieron en Morón, Ciego de Ávila, donde “los médicos y enfermeras están desaparecidos y la palabra higiene la borraron del diccionario”.

Un paciente, con espasmos y vibraciones, esperaba en la camilla de un centro hospitalario cubano que la atendiera algún médico, lo cual no sucedió en el momento oportuno según denuncia el usuario Manuel Rubio en su cuenta de Facebook.

Se pregunta cómo es posible, si no pueden dar atención médica a los cubanos, que vendan a Cuba ante el mundo como “potencia médica”.

Explica que los hechos descritos y de los cuales deja testimonio el video compartido en su post, ocurrieron en Morón, Ciego de Ávila, donde “los médicos y enfermeras están desaparecidos y la palabra higiene la borraron del diccionario”.

Rubio llega más lejos al decir que cualquier clínica veterinaria en el mundo tiene mejores condiciones que Cuba para atender a los enfermos.

Los gritos de los cubanos por sus derechos son cada vez más altos y frecuentes, mientras los casos de negligencias médicas y malas atenciones a pacientes aparecen entre las denuncias diarias de los cubanos en redes sociales.

El pasado 16 de septiembre, la cubana Zaimy Livan, quien se presenta como hija de crianza del fallecido Josué Peña Marichal, denunció en su cuenta de Facebook negligencia médica contra este último, quien al decir de ella fue víctima de malos procedimientos quirúrgicos y médicos en general.

Los hechos ocurrieron, declara la fuente, en el hospital de Ciego de Ávila, hacia donde fuera trasladado su “papi” porque tras haber ingerido accidentalmente el palito de una paleta helada, presentó problemas gastrointestinales.

Este caso despertó desde tristeza hasta indignación en las redes sociales, ya que de acuerdo con Zaimy el protocolo era hacerle rayos X, pero no lo cumplieron y le diagnosticaron una hernia.

“Lo abrieron como si fuera un cerdo, le hicieron lavados y lo cosieron”… “Pasó 3 días seguidos con sus órganos expuestos, el palo le perforó estómago, intestinos y colon. Toda la materia fecal se le diseminó. El dolor persistió por tres días consecutivos y tuvo que regresar al hospital porque estaba vomitando sus heces”, señala.

Asimismo, los casos de negligencias abundan entre la población infantil. Desde la muerte de la bebé Paloma el año pasado tras la administración de una vacuna contra tres enfermedades, no son pocos los testimonios de madres que ven en peligro las vidas de sus hijos al llevarlos a los hospitales de la isla y, por problemas de otra índole, se afecte la atención médica.

Un cubano residente en Florida, Estados Unidos, denunció el reciente 17 de septiembre que su hijo de 30 días de nacido en Jagüey Grande, en la occidental provincia cubana de Matanzas, debió esperar horas enfermo por la llegada de una ambulancia que le trasladase a la cabecera provincial.

La causa de la demora, según manifestaron autoridades y funcionarios a los que acudió la familia durante la espera, fue la falta de combustible, algo que el padre, identificado en Facebook como Yodany Donate, calificó de inaceptable.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.