Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

“¿Dónde está la activación del Gobierno municipal ante estas abrumadoras situaciones?”, se preguntan los habaneros que, aún con “representación”, no son atendidos.

Reunión con delegada del poder popular / Imagen referencial /Radio Rebelde

Un reclamo en Juventud Rebelde ante el vertimiento de aguas albañales guarda más que el olor putrefacto que emanan estas: el malestar, desánimo y decepción de la delegada del poder popular encargada de elevar el reclamo ante el castrismo. Según confiesa el habanero Vicente Alvarado Viñas, del reparto Antonio Guiteras, desde hace seis meses tienen la problemática y a pesar de las gestiones de su “combativa” delegada, no les solventan.

Todas las instancias pertinentes han sido informadas de la situación. A nivel municipal y provincial. El pasado 20 de febrero, recibieron un “equipo especializado” que se suponía solventarían el problema, luego de que ya inspectores hubiesen estado en la zona. Por el contrario, se incrementó la salida de estas aguas.

“Para el trabajo pendiente, nos preguntamos desde el punto de vista económico cuánto será el monto de ese derroche en salario, combustible y tiempo, sin resultados positivos”, comentó el usuario en el citado medio.

Y no solo se trata de aguas albañales. También el agua potable se pierde en la zona, aún cuando a las viviendas no llega como corresponde. En los últimos seis meses los vecinos de la esquina 94-A y 110 han visto cómo el vital líquido se desborda, sin atención alguna.

Salideros de aguas albañales/ Imagen referencial / Foto de Havana Times

«Además, dice, puedo confirmar que en este Consejo Popular hay más de diez salideros de agua potable. Deseamos soluciones a estos males que tanto irritan a nuestro pueblo y perduran”.

El cuadro ha provocado la frustración y desánimo de la delegada del Poder Popular, cuyas gestiones terminan sin ver resultados ante la ineficiencia del castrismo. “¿Dónde está la activación del Gobierno municipal ante estas abrumadoras situaciones?”.

Todo el cuadro termina destruyendo aún más las maltrechas calles habaneras, donde se abren huecos para atender las fugas de estas aguas sin lograrlo y dejándolos abiertos. “Nuestro barrio se parece a Venecia cuando llueve, unido a los salideros”.

TOMADO DE CUBANOSPORELMUNDO

Share This
A %d blogueros les gusta esto: