Decomisan en el oriente de Cuba 149 ventiladores donados a una iglesia

  • Categoría de la entrada:Cuba / Holguín
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Foto de redes sociales de Alexeis Rodríguez Doimeadios

Oficiales de la policía cubana llevaron a cabo el decomiso de un total de 149 ventiladores que habían sido donados a una iglesia en la oriental provincia de Holguín.

La denuncia la realizaron a través de las redes sociales dos pastores de la Iglesia Santidad Pentecostal en San Germán, indicando que fueron víctimas de arbitrariedades gubernamentales.

«Por este medio deseamos comunicar una triste noticia que hemos tenido que vivir en nuestra iglesia en la localidad de San Germán, en Holguín, Cuba. Triste por todas las arbitrariedades vividas y por todo el show del que ha sido víctima nuestra amada iglesia», dijeron.

«Dichos ventiladores fueron donados por un amigo y comprados en la página Bazar Virtual, pagados desde el exterior, la única vía para poder adquirir los productos que son vendidos en esta tienda y que como iglesia necesitamos. Nuestra alegría fue interrumpida cuando antes de una hora se personó en nuestra iglesia un grupo de policías del municipio y junto a ellos venía el oficial Prim, quien casualmente labora en la provincia», añadieron.

«Algo muy incierto pues en nuestra iglesia y casa nunca hemos realizado ninguna venta de nada. Luego de revisar infructuosamente la casa y la iglesia, de una manera poco producente, invasiva e irrespetuosa, pues pretendían hasta confiscar el dinero proveniente de los diezmos y las ofrendas de la congregación, y de manera irónica mantenían conversaciones entre ellos sobre el “dineral” (menos de 10 000 mn), aun luego de comprobar que todo estaba en orden y formando todo un circo en nuestra cuadra, procedieron sin previo aviso a recoger los ventiladores»,

Por otro lado, relataron que «al enseñarle los papeles de la compra, y ellos conversar con el representante de Copextel y ver que todo estaba en regla, continuaron arbitrariamente el proceso de recogida de los ventiladores. Les realizamos la pregunta sobre el porqué si somos una iglesia y se supone que el registro era dentro de la casa, qué necesidad tenían de estar tantos policías en la calle, eso solo contribuía a tener un espectáculo grotesco, hicieron un caso omiso, como si no les importara dañar la reputación y moral de iglesia y pastores».

Según la denuncia «el propio instructor es alguien que conoce que somos una iglesia, pues él mismo nos hizo saber que él sabía los días que dábamos “misa” (culto o servicio). Ese mismo día tuvimos que dar declaración en la policía del municipio, donde ellos usando una gran cantidad de mentiras pretendían que nosotros dijéramos que los ventiladores eran para vender».

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.