Decenas de robos y paquetes perdidos: Correos de Cuba sigue ‘burlándose’ de sus clientes

Solo la empresa Correos Habana del Este, que da servicio a cinco municipios de la capital, ha registrado 23 envíos expoliados y 41 perdidos.

Área de recepción de paquetes de la estatal Correos de Cuba. GRUPO EMPRESARIAL CORREOS DE CUBA/FACEBOOK

La Empresa de Correos Habana Este fue en 2021 una de las entidades del grupo estatal con mayores insatisfacciones de la población cubana durante 2021, la mayoría centradas en el servicio de recepción y entrega de paquetes procedentes del extranjero, un problema en que el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, puso el foco el año pasado, pero sigue sin solución.

Según un balance de la empresa Habana Este, a la que pertenecen 27 unidades de Correos ubicadas en los municipios Habana del Este, Guanabacoa, Regla, Cotorro y San Miguel del Padrón, el año pasado se registraron 133 quejas y 84 reclamaciones. 

«El servicio con mayor afectación fue el de paquetería internacional, con 116 quejas registradas, de ellas, 23 por envíos expoliados, siete por envíos con cambio y 41 por envíos perdidos«, señaló la entidad en una publicación oficial en su perfil de Facebook

El informe de balance estuvo a cargo de la directora de la empresa, Isnely Armenteros González, quien señaló que en 2021 Habana Este sobrecumplió el plan de ventas netas al 115% y logró ingresos totales por más de 43 millones de pesos, fundamentalmente a partir de la gestión en el servicio de paquetería internacional, cuyos servicios, sin embargo, siguen siendo motivo de constantes denuncias.

En un comentario a la publicación, Irma Rodríguez, una clienta víctima de expolio, lamentó que no ha recibido respuesta de la entidad por una denuncia formulada.

«Les pido que tomen medidas en el correo de la Virgen del Camino, municipio San Miguel del Padrón, ya que mis paquetes fueron robados por un trabajador de dicha institución, según la dirección. Fue acusado, dicen ellos, pero nada de los paquetes», lamentó.

«Por favor, necesitamos que nos digan y nos den una respuesta. Por lo menos a mí me abrieron, según la directora municipal y la de dicho Correo, un expediente en atención a la población en la Villa Panamericana, y nada, ninguna respuesta, eso es una falta de respeto. Se burlan de los perjudicados, necesitamos que alguien haga algo, desde el 27 de octubre de 2021 estoy en espera de una respuesta«, añadió.

María Dolores Fernández Seijas denunció que desde noviembre está a la espera de sus «paqueticos».

«Me canso de llamar para rastrearlo y no aparecen. Es una falta de respeto, el ministro habla y dice y los del Correo no sé qué hacen. Los míos vienen de México con las siglas al final lA y dicen y me pelotean que eso no puede ser. Espero aparezcan mis cuatro paquetes. Quisiera una explicación», señaló.

El desastre de la paquetería internacional en Cuba ha sido tan evidente que en octubre Marrero Cruz le declaró la guerra. Expuso el problema durante semanas en reuniones con las empresas estatales (conocidas como transitarias) que se dedican al procesamiento de bultos internacionales con la promesa de dar solución al asunto para el 20 de octubre.

Al acercarse la fecha y en vistas de la lejanía de la solución prometida, Marrero exigió «una solución definitiva a los atrasos en la entrega de paquetes enviados desde el extranjero, y alcanzar la puntualidad —para hoy y para siempre— que se le demanda a un servicio a la población».

Los jefes de las empresas transitarias reconocieron en la reunión con Marrero que cerca de 300.000 paquetes llevaban más de 30 días sin ser entregados a sus destinatarios y casi 20.000 bultos estaban en los almacenes desde hacía más de seis meses e incluso más de un año.

Sin embargo, las demoras no son el único problema de la distribución de bultos. A finales de diciembre de 2020, la Policía cubana detuvo a un grupo de trabajadores de Aerovaradero por robar cargas enviadas vía aérea a Cuba, entre ellas ocho splits, televisores, computadoras, un minibar, equipos de música, ropa y calzado deportivo para atletas de alto rendimiento, entre otros.

A mediados de enero, Correos de Cuba dijo que empezó a recurrir a las recién autorizadas micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) privadas para lograr agilizar el servicio de recepción y entrega de paquetería internacional. La solución al desastre parece que todavía tardará por llegar.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%