De la cruda escasez en Cuba: los habaneros solo podrán comprar en tiendas de su municipio y racionado

Las tiendas estatales Caribe y CIMEX pedirán carné de identidad y apuntarán algunos productos en la libreta de racionamiento.

Una cola en La Habana. DIARIO DE CUBA

La escasez de todo tipo de alimentos y productos de primera necesidad sigue escalando en Cuba y las autoridades en La Habana han decidido controlar aún más la venta en las tiendas estatales de las cadenas TRD y CIMEX.

A partir del 21 de abril los habaneros solo podrán comprar en las mencionadas tiendas estatales de su municipio de residencia, según una nota del Gobierno Provincial de la capital, publicada por el portal oficial Cubadebate, que «tiene en cuenta la situación existente con la disponibilidad de productos«.

«Se establece la compra en las tiendas de las cadenas Caribe y CIMEX, solo en el municipio de residencia (municipalización). Todos los productos que se venden serán controlados y regulados, anotando en la libreta de abastecimiento los controlados, por tanto, en todos los establecimientos se aplica el sistema de escaneo del carnet de identidad«, señala el texto.

Según el Gobierno Provincial de La Habana, «en los municipios donde las condiciones lo permitan, se vincularán los núcleos a las tiendas y puntos de ventas» y «se organizarán ciclos de ventas de los productos controlados, en correspondencia con las posibilidades reales de abastecimiento y logística«.

Precisa que «en el Centro Comercial de Cuatro Caminos, solo comprará la población residente en los municipios de Habana Vieja y Cerro; en el Centro Comercial Carlos III, comprará la población residente en los municipios de Centro Habana y Plaza de la Revolución y en el Centro Comercial El Pedregal, comprará la población residente en el municipio La Lisa, todos respondiendo a la organización y vinculación que realiza el grupo municipal».

Las medidas estarán «en correspondencia con las características de cada municipio, los grupos municipales organizarán su sistema de trabajo y de control, para ir aplicando cada medida y estableciendo el procedimiento para lograr el objetivo previsto«.

Las autoridades de la capital cubana dicen que los objetivos de las nuevas restricciones son «hacer más viable la venta, lograr mayor equidad y por consiguiente disminuir la aglomeración de personas en los establecimientos«.

Las medidas no son nuevas, algunas de ellas se tomaron en momentos de tensión por el Covid-19, en medio de restricciones de movimiento y toques de queda.

Los cubanos pierden horas y horas de su vida en las colas que desde siempre se han formado en la Isla. En los últimos tiempos, en medio de un galopante desabastecimiento, incluso con la pandemia desatada, se han exacerbado estas colas. Muchas veces acaban en peleas y sin que muchos de los que no tienen otra alternativa que hacerlas se queden sin poder comprar las mercancías porque se agotan. Los cubanos se quejan igualmente de la reventa de productos en el mercado negro a precios exorbitantes por la inflación que también golpea a las familias de la Isla. 

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%