El director del hospital Faustino Pérez, Andrés Lamas Acevedo, señaló que las víctimas de este accidente presentaron lesiones leves que no representaron un peligro para la vida.

Las personas afectadas estaban encima del puente en mal estado

Las 17 personas accidentadas en el derrumbe de un puente peatonal, ocurrido el pasado martes en Matanzas, ya fueron dadas de alta, según informaron autoridades de esa provincia.

El director del hospital Faustino Pérez, Andrés Lamas Acevedo, señaló que las víctimas de este accidente presentaron lesiones leves que no representaron un peligro para la vida.

Asimismo, detalló que uno de los casos más complicados fue el de una paciente que tuvo que someterse a intervención quirúrgica debido a un trauma en el tórax y abdomen, acotando que su recuperación es exitosa.

El hecho se registró en las adyacencias del centro de aislamiento Cabañas del Río en Paso del Medio, cercano al poblado de Ceiba Mocha de la ya mencionada provincia de Matanzas.

Según los reportes emitidos para entonces, el desplome del puente, que ya contaba con una estructura en mal estado, se generó cuando unas personas que habían recibido el alta del centro de aislamiento, estaban justamente encima del viaducto cantándole el cumpleaños a una niña.

El fallo de la construcción se generó por la parte central, lo que ocasionó que los afectados cayeran desde una altura aproximada a los cuatro metros. Afortunadamente, el hecho no pasó a mayores y no se reportaron víctimas fatales.

Por su parte, el director de la empresa de Proyectos de Arquitectura e Ingeniería de la provincia de Matanzas, Jorge Luis Hernández Rodríguez, afirmó que el puente estaba en un estado de notoria decadencia, el cual se desplomó por la “sobreacumulación de personas”, algo que supuestamente es poco usual por esa zona y acotando que por dicha construcción no transitan vehículos.

Trascendió que momentos después del accidente, al hospital Faustino Pérez hicieron acto de presencia las autoridades castristas del Partido Comunista de Cuba para conocer la situación de los pacientes y hablar con el personal médico.

Cuba, entre escombros

Mientras tanto, en Cuba, hasta caminar tranquilo parece imposible. Son muchas las construcciones en estado de abandono que mantienen en peligro la vida de los ciudadanos que día a día deben transitar sus calles.

Otros incluso no están a salvo ni en sus casas, pues viven con la zozobra de que en algún momento esta se venga abajo, como ya ha ocurrido con algunas familias.

El régimen, por su parte, se empeña en «hacer la vista gorda» a todas estas problemáticas.

Tomado De Cubanosporelmundo

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.