Cura cubano reparte alimentos a niños de una de las zonas más pobres de Bejucal

Un cura cubano acudió a Caguazo, una de las zonas más pobres y alejadas del municipio Bejucal, en la provincia Mayabeque, para repartir alimentos a los más necesitados.

El caritativo gesto fue compartido por la periodista Leyda Machado, quien mencionó que el citado poblado es uno de los más olvidados por el Gobierno, ya que al no ser este un sitio por el que se llegue a ningún lugar importante, es muy poco el flujo de personas y artículos de primera necesidad.

“Hoy es el Día de la Fotografía, pero para mí fue el Día de los Niños. Hasta aquí llegamos hoy, buscando casas con niños. Esto es el Caguazo, una zona de Bejucal a la que no llega casi nadie -ni nada- porque por ahí no se llega a ningún lugar importante. Como siempre pasa en estos casos, uno cree que es quien está dando, pero ellos nos dan mucho más. Orgullosa de tener estos amigos y estar entre esta gente tan hermosa. ¡Gracias, gracias, gracias!”, se lee en la publicación de Facebook.

Esta no es la primera vez que se realizan actividades de este tipo en Bejucal. La reportera en varias ocasiones ha compartido acciones que también contaron con la presencia del sacerdote.

“Esto es Bejucal salvando a Bejucal. Lo más hermoso que puedan ver a estas horas. Bejucaleños de ‘afuera’ que envían donaciones para ayudar a los bejucaleños de ‘adentro’. Por suerte el amor no entiende de divisiones físicas ni político-administrativas. Todo eso es cosa de mapas viejos”, declaró Machado.

De acuerdo a sus declaraciones, estas acciones son posibles gracias a las donaciones de la población, ya que con pequeños aportes se logra ayudar a paliar un poco la fuerte crisis que desde hace meses azota a la Isla.

“Mucha gente linda que desde allá ha hecho posible con su aporte que este refuerzo esté aquí en manos de enfermos, ancianos y las familias que peor están viviendo la pandemia, o la Cuba en pandemia, que no es lo mismo, pero es igual”, explicó la periodista.

Machado señaló especialmente a los “transportadores”, quienes arriesgan su salud en medio de la pandemia para tocar las puertas y poder entregar los donativos reunidos.

“Y luego están los transportadores, este otro grupo de bejucaleños que del brazo del Padre Eduardo mueve paquetes, toca puertas y entrega amor a domicilio”, precisó.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%