Cubanos pasan hambre mientras 6000 panes se dañan en Mayabeque por alza de precios

El producto normado aumentó hasta 20 veces su costo, pero la calidad sigue siendo la misma: pésima

Con el 2021 comenzó en Cuba el proceso de des-ordenamiento monetario orquestado por el régimen castrista. Foto: CPEM

Con el 2021 comenzó en Cuba el proceso de des-ordenamiento monetario orquestado por el régimen castrista. Precisamente, por el alza de precios en la Isla, en la provincia de Mayabeque más de 6.000 unidades de pan se quedaron en las bodegas.

¿La razón? El absurdo precio “justo” impuesto por la dictadura. El producto normado aumentó hasta 20 veces su costo, pero la calidad sigue siendo la misma: pésima.

“Un total de 6000 panes quedaron en las bodegas y otros 200 fueron devueltos por mala calidad”explicó Raciel González, funcionario de la Empresa de Comercio y Gastronomía del municipio Quivicán

La información fue divulgada este 2 de enero por el medio independiente Cubanet, que entrevistó a cubanos en la provincia para retratar sus impresiones ante el desperdicio de cientos de panes por culpa del régimen.

Residentes en municipios de Mayabeque se niegan a comprar con sobreprecios

“Si nos van a cobrar caro por el pan exigimos calidad, el pan sigue siendo el mismo, malo, sin aceite, con harina de bajísima calidad, pero ahora 20 veces más caro. En mi casa somos ocho personas, tendré que gastar 240 pesos al mes en pan y no pienso pagarlo si no tiene calidad”

dijo Milagros Barrios, residente del municipio Quivicán en Mayabeque

Indignados y con pocos alimentos en sus hogares, los pobladores de la localidad de Bejucal, donde también quedaron muchos panes sin venderse, añadieron que no comprarán al régimen con sobreprecios.

“Si los dejan de un día para otro y traen los mismos mañana tampoco los compraremos, ese pan se conoce si es viejo enseguida porque coge moho y se pone ácido”

dijo una vecina de la localidad perteneciente a Mayabeque

“Tenemos que exigir nuestros derechos, si estamos pagando caro por un servicio o un producto, tenemos que exigir que tenga calidad. En este país el concepto de cliente no existe, somos usuarios todos y eso tiene que cambiar. Si ellos hacen lo que quieren con la economía y suben los precios, tendrán que responder con respeto y calidad, en mi barrio todos nos pusimos de acuerdo y nadie compró el pan porque no servía”, comentó Elena Gutiérrez.

Tomado De Cubanosporelmundo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%