Cubanos lamentan escasez de aceite de cocina: “Ni los revendedores tienen”

Miguel Rubiera / Granma

Una vez más los cubanos deben enfrentar en sus hogares una rotunda escasez de aceite de cocina, un producto que ya no solo falta en tiendas y establecimientos estatales, sino que es difícil de obtener hasta en el mercado negro.

Ese es el gris panorama que describieron usuarios a la prensa independiente. El aceite no aparece en las tiendas de Moneda Libremente Convertible (MLC), donde vendían unos garrafones de 20 litros, ni en las bodegas, ni en las ventas normadas de los comercios por pesos cubanos (CUP).

“Nadie tiene y para colmo por la bodega en febrero no toca, y en CUP por la libreta está perdido, hay que estar el día entero en la calle para enterarte en dónde sacan”, dijo un usuario en declaraciones al medio CiberCuba.

“La gente está como loca con el tema del aceite. Familias completas sin aceite para cocinar. Ni los revendedores tienen”, agregó.

Otros aseguraron que “hemos tenido que comprar [aceite] de Oliva en una tienda MLC que cuesta más de 10 dólares el litro” y que “en las tiendas lo venden por la libreta, una vez al mes y desde noviembre no nos hemos vuelto a empatar con él. Y por la bodega es un mes sí y otro no y este (febrero) no toca”.

De igual modo, describieron que las personas marcaban su turno en filas o colas en las tiendas locales “desde hace días” para tratar de adquirir el líquido tan pronto llegara al centro. Asimismo, prevén que habrá peleas cuando esto suceda.

Para los entrevistados, “así no se puede vivir, es un estrés constante, se pasa trabajo para todo”. A la vez, se multiplican las publicaciones en redes sociales de personas indagando dónde pueden comprar aceite “en cualquier formato”.

Desde los canales oficiales, no ha habido explicaciones de por qué no aparece este producto, como tantos otros, en ninguna parte. Declaraciones recientes de la ministra de Comercio Interior (MINCIN), Betsy Díaz Velázquez, señalan que en el país hay dificultades en la venta de productos básicos a los cubanos por retraso en la llegada de las materias primas importadas.

“Esto ha incidido en los aprovisionamientos tardíos o fuera del propio mes de algunos renglones de la canasta familiar normada, y de otros cuya venta en las bodegas es controlada, como los de aseo y el cigarro”, explicó la titular a la prensa oficialista.

En noviembre pasado, el Gobierno anunció que se realizaría una entrega gratuita de aceite a la población gracias a que Rusia donó a Cuba tres millones de dólares a través del Programa Mundial de Alimentos (PMA), para la compra de más de 600 toneladas de aceite de girasol.

La escasez provocó que el precio del producto se disparara el año pasado. Las autoridades cubanas prometían que en junio de 2021 habría aceite en todas las tiendas del país, gracias a la recuperación de la línea de producción de un litro en la fábrica de Santiago de Cuba.

Fuentes del sector alimentario señalaban entonces que no había ninguna dificultad con las materias primas, y que la causa de la escasez del producto en esos meses era por problemas técnicos de la industria, cuyo mantenimiento dependía de expertos europeos que no habían podido viajar a la Isla debido a la pandemia de coronavirus.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%