Cubanos en el exterior que quieran enviarle o llevarle dinero a sus familiares en la isla se sentirán en sus bolsillos la decisión de no aceptar dólares en efectivo en Cuba

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Numerosos expertos han señalado que la reciente noticia de la suspensión de los depósitos de Dólares Estadounidenses (USD) en efectivo en el sistema bancario cubano implicará un mayor gasto y pérdidas económicas para los cubanos radicados en el exterior que deseen enviar remesas a allegados en la isla.

A partir del próximo 21 de junio, los exiliados no tendrán más remedio que cambiar sus USD en efectivo a otras divisas internacionales antes de viajar a la isla.

El economista Pedro Monreal comunicó desde su cuenta de Twitter que será preciso el cambio de los USD fuera de Cuba y la obtención de Euros en billetes para poder depositarlos sin dificultades en las cuentas en Moneda Libremente Convertible (MLC) de los destinatarios de las remesas en Cuba, lo que significará una probable “tendencia de pérdida de poder de compra del Dólar porque ese es el pronóstico del mercado internacional”.

Agregó además que el cambio en el mercado informal cubano supondrá una pérdida aún mayor “porque la trayectoria de la tasa de cambio ‘local’ del mercado informal pudiera ser más desfavorable que la tendencia del mercado internacional”.

El especialista ahondó en que la nueva disposición del Banco Central de Cuba (BCC) se ejecutará “en un contexto internacional de devaluación del Dólar frente al Euro”, proceso sucedido en el último año y con trágicos pronósticos para 2021 y 2022.

La pérdida de valor del USD ha sido del 3,5% en los últimos 2 meses, por lo que los pronósticos para el restante año y el próximo no son favorables.

Por su parte, el también economista cubano Pavel Vidal, profesor de la Universidad Javeriana de Cali (Colombia), explicó que “para las familias aumentan los costos de transacción y el riesgo cambiario porque ya habría que utilizar dos vías para que entren divisas a Cuba, sobre todo para el envío de remesas”.

Vidal aclaró que “una sería la vía bancaria, que implica una comisión”, mientras que la otra conllevaría el envío de euros u otras divisas extranjeras que tendrán que pasar por dos procesos de cambio diferentes.

Afirmó que este doble cambio siempre provoca una pérdida ya que significa mayores costos de transacción para la familias y mayor riesgo cambiario en el envío de divisas en la isla.

Monreal señaló al “elefante en la habitación” como el volumen de remesas mensuales de dólares en efectivo que se ha estado recibiendo, que debe ser mayor que antes

Explicó en Twitter que, aún sin cuantificar, se ha afirmado que una parte importante de las remesas en dólares han entrado en efectivo. Entrando en una comparación con la idea de ilustrar el fenómeno, dijo que “un país como Jamaica, con mucha menos población que Cuba y con una ‘diáspora’ menor ha recibido entre 240 y 328 millones mensuales dólares en 2021. Suponiendo, de manera conservadora, que las remesas en dólares en efectivo mensuales recibidas en Cuba se ubicasen en un rango de 240 a 328 millones de dólares, la cifra sería mayor que las exportaciones anuales de tabaco, de ron y de azúcar en 2019, antes de la pandemia”.

Pavel Vidal y Pedro Monreal coincidieron en que las autoridades cubanas solo han destronado al dólar para instaurar la dictadura del euro. Vidal esclareció que “puede haber una preferencia por el uso del euro tanto como medio de cambio como depósito de valor”, es decir, que la economía cubana llegue a sufrir un proceso de “eurización”.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.