Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

‘Es denigrante, bochornoso y vergonzoso todo lo que he visto ahí’, opina el realizador Manuel Alejandro Rodríguez Yong.

Humberto López en la televisión cubana. CAPTURA/CANAL CARIBE

El Centro de Investigaciones Sociales del ICRT destapó una olla de presión que lleva meses siendo criticada en Cuba: la sección del periodista oficialista Humberto López en el Noticiero de la televisión cubana (NTV).

«Del 1 al 10 ¿Cómo evalúas la sección de Humberto López en el NTV?», fue la pregunta de la agencia encuestadora en Facebook.

«Que lástima que no esté contemplado el 0 o números negativos. Pero si uno es la peor calificación pues uno entonces porque no hay algo peor dentro de la programación informativa de la televisión cubana que esa sección. Es denigrante, bochornoso y vergonzoso todo lo que he visto ahí. Muy poca ética periodística se puede encontrar ahí», dijo el realizador Manuel Alejandro Rodríguez Yong.

«Confieso que para mí Humberto era de lo mejorcito que tenía el Sistema Informativo, al menos conduciendo ciertos espacios. Esa opinión la tuve hasta ver cuán manipulador y cuán bajo puede ser. Y, aunque sabemos que él solamente es un actor que interpreta un personaje en un guión escrito por otros, igual se nota que disfruta hacerlo, sobre todo en los momentos que difama de otros, que manipula, que incita al odio o que intenta justificar la violencia. Esa sección deja muy mal parada a la TV cubana y a los medios oficiales», agregó.

«Es una sección pésima, que viola todos los estándares éticos del periodismo: que miente, manipula, difama, que moviliza al odio entre cubanos, que incluso, para los estándares del periodismo oficial, que no son muy buenos, es una vergüenza. Incluso comete delitos como hacer públicas conversaciones personales (…) Ha llegado al punto de presentar los rostros de menores de edad vestidos de presos. O sea, cosas graves que en cualquier país democrático lo llevarían ante un tribunal aunque él solo sea una marioneta de poderes superiores, pero tiene responsabilidad», dijo el periodista José Raúl Gallego.

«En ese mismo nivel pueden poner el trabajo de Lázaro Manuel Alonso, que al final ambos son lo mismo, los voceros de turno que la Seguridad del Estado ha designado para hacer este trabajo», afirmó Gallego.

La televisión cubana difamó, tanto a través de Humberto López como de Lázaro Manuel Alonso como presentadores, a los acuartelados del Movimiento San Isidro, a los miembros del Grupo 27N, a los artistas Luis Manuel Otero Alcántara, Tania Bruguera, Maykel Castillo (Osorbo) y a otros muchos ciudadanos que piden abiertamente cambios en la Isla.

La periodista independiente Iliana Hernández, una de las víctimas de la manipulación de López en el NTV, dijo que «es pésimo, sus reportajes son difamatorios y no da derecho a réplica, le doy uno porque no entra el cero de desaprobado».

«Yo ni la evaluaría. Una sección que fomenta el odio entre los cubanos, que acusa a ciudadanos públicamente no debiera ni existir. Construyamos una nación de respeto a todos, con todos y para el bien de todos», afirmó la periodista cubana Yelanys Hernández Fusté.

«¿Hay algo más abajo que mal? ¿-1 puede ser? !Son unos falta de respeto! Este hombre no reúne ni el mínimo de requisito de ética. Además de promover odio entre los cubanos, invadir la correspondencia privada, criminalizar a artistas y a niños y adolescentes, mentir y tergiversar aprovechándose de que la mayor parte de la audiencia no puede acceder a los medios extranjeros o cubanos independientes», dijo la periodista independiente María Matienzo.

El actor cubano Luis Alberto García dijo que López «no es un número. Es un punto». 

«La USAID y la NED están detrás del que puso esta encuesta», «no puedo responder porque los números negativos también son infinitos» y «menos 9 y no es justo», son otros de los más de mil comentarios sobre la sección de Humberto López en el NTV. 

El periodista oficialista dedicó unos 13 minutos este martes para acusar a los cantantes de «Patria y Vida» de seguir un supuesto manual de guerra blanda para la subversión en Cuba. 

Al respecto, un usuario identificado como Doñe Basure dijo que «ya lo de hoy llegó a niveles de absurdo total. Una cosa es que se use la música como catalizador de un proceso subversivo y otra es que una canción de la nada tumbe un sistema estable. La música la han usado como arma de lucha movimientos sociales de todos los signos políticos».

La oficialista Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) anunció en diciembre de 2020 la posible creación de un grupo jurídico para acusar y llevar a los tribunales a quienes «organizan y ejecutan acciones de acoso e intimidación hacia periodistas cubanos». La UPEC defendió entonces a Humberto López y Lázaro Manuel Alonso, quienes lideran la campaña de descrédito del régimen de La Habana en la televisión.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Share This
A %d blogueros les gusta esto: