Cubanos ante el anuncio de apagones: ‘empezamos de nuevo, no hay respiro’

Autoridades programan cortes de servicio ante el déficit de generación eléctrica tras la salida imprevista de la principal termoeléctrica de Cuba.

Instalaciones de la termoeléctrica Máximo Gómez del Mariel. UNE/FACEBOOK

Empresas eléctricas de varias provincias de Cuba anunciaron apagones durante el fin de semana debido al déficit de generación energética tras la salida de varias unidades, incluida la Central Termoeléctrica Antonio Guiteras, la principal del país.

La empresa eléctrica de Guantánamo informó a sus usuarios de cortes de hasta cuatro horas durante sábado, domingo y hasta el lunes 21 de marzo. En su perfil de Facebook, la entidad compartió su estimado de afectaciones eléctricas en cinco bloques residenciales.

También, la empresa eléctrica de Sancti Spíritus programó interrupciones del servicio de hasta seis horas para este sábado, desde las 2:00 pm hasta las 8:00 pm en Taguasco, Cabaiguán, Yaguajay, el municipio cabecera, Jatibonico y Trinidad, según dio a conocer en la propia red social. En esos territorios también se produjeron afectaciones el viernes.

«Empezamos de nuevo, no hay respiro», «qué horror», «un servicio tan caro no puede tener tantas dificultades», comentaron algunos cubanos en los anuncios de programación de apagones de las empresas locales.

El viernes, la estatal Unión Eléctrica de Cuba (UNE) anunció a la población que en el horario pico de la tarde-noche podrían ocurrir apagones debido a los bajos niveles de reserva de generación eléctrica. Para esas horas se estimaba una disponibilidad de 2,634 MW y una demanda máxima de 2,580 MW, para una reserva de 54 MW.

Los apagones podrían agravarse si no se da solución a la avería «imprevista» que sufrió el jueves la planta de Matanzas, la de mayor generación de Cuba.

La UNE dijo que la salida de la Guiteras se podría extender en un rango de cinco a seis días.

La salida de la planta ocurre cuando también se realizan «labores de recuperación en la Termoeléctrica Máximo Gómez en el Mariel, provincia de Artemisa» tras un incendio de envergadura ocurrido el pasado 8 de marzo.

Según otra publicación de la Empresa Eléctrica de Camagüey, brigadas de la Unión Eléctrica (UNE) y del Ministerio de la Construcción de Cuba «trabajan arduamente en la recuperación de los bloques afectados» por el fuego, ocurrido hace diez días.

La interrupción de servicios en las termoeléctricas cubanas provoca preocupación entre los cubanos, afectados por los apagones que casi siempre la acompañan. Los cortes de electricidad son frecuentes en la Isla, cuando no es por la inclemencia climática es por la falta de combustible o por las averías en plantas con muchos años de explotación.

El año pasado, desde agosto, las interrupciones programadas del servicio energético fueron casi diarias. En esa ocasión los apagones fueron debido a las roturas de unidades generadores de varias termoeléctricas y a «mantenimientos» de última hora, según los argumentos del Gobierno. La situación se prolongó durante varios meses.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%