Al día con Florencia, Cuba y el Mundo

Cubano se declaró culpable del asesinato de una madre y su hija en Guyana

El periódico local Guyana Stándard precisó que, el homicida decidió quitarle la vida a la menor de 11 años luego de que esta presenciara los hechos ocurridos con su madre para así evitar que declarara en su contra.

La pareja junto con la pequeña vivían en un apartamento en la parte trasera de la vivienda del padre de la víctima en Princess Street Lodge, en Guyana. Foto: Composición de CPEM.

El ciudadano cubano de nombre Yoel Rodríguez Barientos, se declaró culpable del asesinato de su antigua pareja de 34 años Tara Krishnaran y su pequeña hija de 11 años llamada Lodge Georgetown en Guyana, según el jefe de delitos Wendell Blanhum.

El periódico local Guyana Stándard precisó que, el homicida decidió quitarle la vida a la menor de 11 años luego de que esta presenciara los hechos ocurridos con su madre, para así evitar que declarara en su contra.

En cuanto a esto, el jefe de delitos Blannhum acotó que, el expediente del asesinato se enviará al Director del Ministerio Público (DPP) para que este determine el camino a seguir durante este terrible caso.

Cabe destacar que, el padre de la mujer hoy occisa presenció una discusión horas antes del asesinato en la noche de Navidad, a la cual no presto atención y decidió irse a dormir, luego de esto escucho unos sonidos extraños en la parte de atrás de la vivienda pero hizo caso omiso porque la pareja “peleaba frecuentemente”.

El cubano vivía con ambas víctimas en un apartamento en Guyana

Hay que resaltar que, la pareja junto con la pequeña vivían en un apartamento en la parte trasera de la vivienda del padre de la víctima en Princess Street Lodge, en Guyana.

El padre y abuelo de las hoy asesinadas indicó que, el día después de Navidad se despertó casi a las 8 de la mañana pero no frecuento la habitación de su hija y nieta sino hasta las 20:30 horas y para entonces ambas ya estaban sin vida, una en la cama y la otra en el suelo.

La mujer de 34 años se encontró con una herida en la parte izquierda del rostro específicamente en la sien, mientras que la menor tenía una herida en el cuello y aparentemente presentó algunas manchas de sangre en sus partes intimas, posible indicio de una aparente violación.

Luego del terrible asesinato el ciudadano cubano, decidió huir de la escena del crimen y fue capturado posteriormente en el pabellón de Amelia, Linden el domingo 27 de diciembre.

Tomado De Cubanosporelmundo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: