Cubano pierde el control ante jueza: Voy a acabar con todo aquí

Foto: captura de pantalla/ América Tevé

La comparecencia de un cubano en corte en la Florida se ha hecho viral en redes sociales luego de que el hombre perdiera el control y asegurara que iba a “acabar con todo” allí.

El acusado identificado como Lázaro Martínez Díaz, de 51 años y de origen cubano perdió los estribos ante la jueza Mindy S. Glazer a la que acudió para que se le fijara una fianza.

En el video que circula en redes sociales Martínez Díaz grita que no va a callarse a pesar de que la traductora le dice a todo momento que la abogada defensora le recomienda no revelar información del caso.

Lázaro Martínez en cambio, no decide callarse y gana nuevos bríos: “no me voy a callar… voy a decir lo que yo quiera, voy a caerle a batazos a la policía, voy a romper todo”, reclama alterado y levantado los brazos.

En los comentarios al video algunos usuarios lamentan las expresiones y el proceder del cubano que se alejan de la imagen proyectada por la comunidad caribeña en la Florida.

“Sin juzgar solo Dios puede pero cada vez que veo un cubano en esa situación y tantas personas familias niños pequeños esperando estar ahí en ese país con sus padres es injusto”, dice un internauta en YouTube.

“¡Me hubiera encantado verlo en Cuba enfrentándose a la policía política de ese modo! ¡Muy gallito aquí, donde sabe que cuenta con derechos, aún siendo un criminal!” dice alguien más.

En cambio otros le aconsejan no repetir ese tipo de escenas pues al estar con causas pendientes se hace más daño que bien.

Lázaro Martínez-Díaz ha sido acusado de robo de vehículos en tercer grado y por agresión agravada por un recluso a un visitante otro hecho que sucedió cuando ya estaba detenido.

Al final de la audiencia, la jueza Mindy S. Glazer le fijó una fianza de 5000 dólares.

Otro cubano compareció en corte esta semana por agredir sexualmente a una vecina, una anciana de 74 años, en Miami.

Pedro Alejandro Ramos, de 68 años fue acusado de retención ilegal y exposición indecente, fijándosele una fianza de 6000 dólares además de la condición de usar grillete electrónico si sale de la cárcel.

La afectada relató a la policía que le había pedido ayuda a Ramos para enviar unos artículos a Cuba y él la habría convencido de acudir a su apartamento.

«Él trató de agarrarme fuerte de mis brazos, porque es un hombre grande. Yo estaba en pánico, ya en ese momento yo dije: ‘Bueno, aquí o por las buenas o por las malas’. Halé el bastón y le di un bastonazo por la nuca», contó la víctima que aseguró pudo librarse gracias a su bastón.

Al abrir la investigación, la policía no descarta que puedan existir otras víctimas del cubano residente en un edificio en Miami destinado a personas de la tercera edad de bajos recursos.

 La señora afectada aprovechó además la oportunidad para pedir a otras mujeres que no callen ante estos hechos y evitar así que féminas de la tercera edad del mismo edificio puedan ser víctimas de actos como el que ella sufrió.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%