Baño y comida de los pacientes en el centro

Un cubano que se encuentra recluido en un centro de aislamiento en La Habana por sospechas de coronavirus, denunció en sus redes sociales las pésimas condiciones del lugar, en el que los pacientes reciben comida en mal estado y n siquiera tienen acceso a medicinas.

Misael Rodríguez Hernández publicó en su muro de Facebook varias imágenes que muestran el deterioro y la suciedad de las diferentes instalaciones del centro Eduardo García, ubicado en el reparto 1ro de Mayo, en Boyeros.

“En este lugar no hay ningún tipo de higiene (ya lo ven en las fotos) el agua falta a cada rato, la comida pésima, incluso en más de una ocasión la han traído descompuesta, con mal olor. NO HAY MEDICINAS. No entiendo cómo en un centro así no hay medicamentos para las personas… En fin, esto es una pesadilla, todo un desastre…”, cuestionó.

Misael lleva ya 16 días internado. Durante ese tiempo le han hecho tres test de diagnóstico que han dado negativo, pero por deficiencias en el proceso, todavía permanece allí sin tener una idea de cuándo podrá marcharse a su casa.

“Desafortunadamente a una de las personas que está en el cubículo 4 de la sala C del tercer piso, bloque A, le han hecho cuatro pruebas y no existe aún un resultado por el mal trabajo de los laboratorios con las muestras. Estamos en una incertidumbre total de nuestro caso y de hasta cuándo nos van a tener aquí, retenidos en contra de nuestra voluntad”, detalló.

“Hago esta publicación para que llegue a las personas y sepan que la salud pública en Cuba es un asco, verdaderamente una falta de respeto a las personas que como yo hace 16 días están viviendo en condiciones preexistentes, junto con personas que uno no sabe si tiene el virus o no”, subrayó.

“Pido, por favor, que compartan está información y que llegue a ojos de alguien del Ministerio de Salud, a ver si le dan una solución a nuestro caso”, concluyó.

Desde que en marzo pasado se detectaron en Cuba los primeros casos de coronavirus, las autoridades decidieron aislar a todas las personas que tuvieran algún contacto con los casos diagnosticados.

La medida muy cuestionada por la escasez de recursos para atender a esos posibles pacientes, quienes en más de una ocasión han denunciado la falta de higiene y de una adecuada alimentación que existe en dichos locales.

El sábado un grupo de cubanos recluido en un centro -al parecer de la capital- estallaron de indignación por la pésima calidad de la comida que reciben.

Una persona que se identificó como cubana residente en el extranjero, grabó un video de la protesta, en la que se ve a varias personas, en su mayoría mujeres, reclamando por la comida que les habían llevado esa noche: fufú de plátano.

“Esto no es comida ni ná de eso. Tú no tienes la culpa (dice dirigiéndose a una de las personas que traen la comida), pero desde que llegamos aquí la comida está pésima. Uno no es un perro ni ná de eso, pa’ comer sancocho”, se escucha en la grabación.

“Eso es una mierda. ¡Qué nos saquen de aquí! ¡Yo no quiero eso! ¡Si en mi casa yo no como esa mierda!”, insistía la autora del video una y otra vez, visiblemente alterada.

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.