Cubana sobreviviente de COVID19 cuenta lo que vivió en el hospital de Morón

Una cubana, sobreviviente del coronavirus ha dado su testimonio de lo duro que ha sido para ella sobrevivir a la enfermedad, por situaciones que se suman a los peligroso del padecimiento.

La señora ha hecho una dura crítica en redes sociales al sistema de atención en el hospital Roberto Rodríguez del municipio de Morón.

En su denuncia cuenta las enormes irregularidades en todo el tiempo que estuvo enfrentando la enfermedad y como el mal trabajo, que nada tiene que ver con el bloqueo, reduce las posibilidades de sobrevivir de cualquier enfermo.

Esta es su denuncia:

Para todos mis amigos y familiares que se preocuparon por mi estado de salud, y el de mi esposo, ahora les puedo dar las gracias. Antes no podía. Quienes me quieren entenderán porqué no lo pude hacer antes, mi salud no me permitía ni responder el cel. Esta ha sido una de las experiencias más malas y amargas que me ha tocado vivir desde cualquier punto de vista. Primero la salud comprometida con la diabetes, la tensión arterial alta y el asma bronquial junto a la Covid y todo lo que trae, una combinación perfecta para complicarse, de hecho padecí todos los síntomas de la enfermedad. Luego, algo tan malo como el propio virus: el maltrato de obra y palabra durante todo el padecimiento y la pos Covid en el hospital de Morón. No creo que alguien tenga la paciencia de leer todos los maltratos si los comienzo a enumerar. Estoy segura de que los malos tratos recibidos no tienen nada que ver con el bloqueo al que queremos culpar de todo.

El desparpajo, la desorganización, el pleito entre el personal de la sala delante del paciente, el no dar respuesta al llamado del enfermo, los camilleros consumiendo bebidas alcohólicas en el cubículo donde estábamos 6 personas, el no dar en hora o no dar el tratamiento, el dejarme sin almuerzo y no pasar nada y esperar pacientemente a que llegue la comida, traer el almuerzo a las 5.00 pm, perderse la placa, jamás tomarme la temperatura, la doctora no acercarse al enfermo porque estás positivo, no hacerte nunca, en 8 días, la química de la sangre, interrumpir el tratamiento por estar en falta el medicamento y saber que en la calle cuesta el paquete de Azitromicina 300.00 pesos, tener que estar al tanto de lo poco que te toca porque si no te «vuelan el turno», y nunca mejor dicho y escuchar que una enfermera te diga que «no sabe hacer una glicemia», es demasiado para un enfermo… esto y mucho más, ¿tienen que ver con el Bloqueo? Claro que no.

Lo anterior me obliga a pensar que todos los fallecidos no son solo víctimas del virus. Este sí es malo, muy malo, altamente peligroso y contagioso y si a ello le sumamos todo lo anterior, las posibilidades de sobrevivir no son muchas.

Cuídate, es la única forma de no pasar por tan amarga experiencia. Aun no estoy bien, pero gracias a Dios, creo que voy saliendo.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.