La cubana Rosa María Armas denunció ser víctima de maltrato y estafa en una tienda del régimen en la que le vendieron “hielo por pollo” y le negaron la posibilidad de reclamar y obtener lo que realmente pagó

La cubana Rosa María Armas denunció ser víctima de maltrato y estafa en una tienda del régimen en la que le vendieron “hielo por pollo” y le negaron la posibilidad de reclamar y obtener lo que realmente pagó.

“¡Me vendieron hielo por pollo!”, escribió exaltada este sábado 7 de noviembre Armas en el grupo público de Facebook “Cubavisión, noticias de Cuba y el Mundo”, integrado por más de 10 000 cubanos. Según explicó, se sentía “muy decepcionada” porque después de hacer una cola de ocho horas para el pollo descubrió que había pagado casi un kilogramo de hielo.

El timo, expuesto por la cubana en su post con fotografías del pollo congelado que compró, ocurrió en la Tienda Panamericana El Mirador, situada a la entrada del Diezmero, en el municipio habanero San Miguel del Padrón.

“He pagado casi un kilogramo de hielo al mismo precio de lo que cuesta el pollo”, se quejó Armas. De acuerdo con su testimonio, ya en la tienda se había dado cuenta que el paquete tenía exceso de hielo. Sin embargo, cuando reclamó le dijeron que no podía abrir el paquete y que tenía que llevárselo así.

Inicialmente desechó un paquete y seleccionó otro, del cual no podía ver el contenido por su envoltura, pero al llegar a su casa, pasada media hora, descubrió que había comprado más hielo que pollo.

“Lo peor es que ante mi reclamación (en la tienda) estaban presentes los compañeros de la PNR que cuidan la tienda y otros factores como el PCC, inspectores, etc. y no sentí el apoyo por parte de ellos a mi justo reclamo, más bien se plegaron a la estafa que me estaba ocasionando la tienda, tratando de justificar y alegando que yo estaba deteniendo el despacho”, detalló con evidente indignación Armas.

“Sufrí un maltrato que jamás esperé. El empleado que surtía las neveras hasta me gritó y me insultó. ¿Será que los cubanos ya perdimos el derecho de reclamar por lo que pagamos?”, cuestionó la cubana, cuya queja ha generado diversas reacciones entre los integrantes del grupo en la referida red social.

Una usuaria identificada como Anay Delgado sugirió a Armas, en clave irónica y de desestimación de su queja, que tenía que haber esperado a que el pollo se descongelase antes de comprarlo. “Y si lo venden descongelado es porque está echado a perder y si no venden es porque no lo venden… La cosa es tener de qué hablar. Cómete el pollo y da gracias por tenerlo”, dijo Delgado, a lo que Armas respondió que pagó por el pollo y no por el agua, y que por eso se queja cuanto desee.

“El que quiera robar, que asalte un banco, no a la pobre gente que va a adquirir productos básicos para sobrevivir entre tanto bandidaje… ¿o es que acaso crees que es correcto que te estafen con agua y te la vendan congelada como pollo y al precio del pollo? Hablo porque es mi derecho y el que no quiera que hable, pues que haga las cosas como deben ser. Por personas como tú, estamos involucionando aceleradamente”, ripostó.

En sentido contrario al comentario de Delgado, varios otros usuarios apoyaron la queja de Armas y lamentaron que en Cuba sucedan cosas así, con perspectivas de que todo vaya a peor por la crisis que atraviesa el país y la situación de escasez generalizada.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.