Cubana impresionada por lo que vio a las afueras de la Morgue del Hospital de Bayamo

Foto de: E. Linares en Facebook

Para la internauta cubana Elisa Linares Méndez es muy doloroso lo que se vive en esa ciudad del Oriente cubano.

Ella relata en sus redes sociales una anécdota sobre lo que le tocó presenciar allí y que le impactó muchísimo:

Cada día la misma rutina, el mismo episodio vez tras vez. No quería mirar, porque hay cosas que los seres humanos, queremos pasarlas por alto, preferimos no pensar en eso. Pero, miré y mi asombro fue muy grande. Miré hacia las afueras de la Morgue del Hospital de Bayamo, y entre asombro y dolor, veía una rastra llevándose los cuerpos de los fallecidos por Covid 19.

Primeramente, ofrezco mis condolencias. Quiero decirte que lo siento, que me conmueve tu pérdida, que yo también sé lo que es perder un ser querido. Que sé que duelen los protocolos de no decir adiós, o hasta pronto, de compartir el dolor juntos. Que no hubo nadie en la funeraria, que no hubo nadie en el cementerio, no porque la persona, no fuera querida, sino que murió de una enfermedad muy contagiosa.

Los estoicos decían «Recuerda que un día Morirás» y replanteaban su vida, a la luz de ese axioma. Algunos creen que la muerte es el fin y que no hay esperanza…

Ya ponen con tiza el nombre en los cajas. Suben 8, 9 o 10 a la rastra. Cierran la puerta. Un poco de alcohol a las manos. Veo irse la rastra, mientras llegan otros carros. Una camilla al sol, para desinfectar. Yo mientras, orando, pidiéndole a Dios el consuelo y la fortaleza, para todos los familiares que han perdido a sus seres queridos. Susurro » El Señor es mi Pastor, nada me faltará».

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%