Cubana en Florida explota contra los servidores del castrismo en EEUU

Albia Barrueto, no se explica cómo personas que estudiaron en institutos superiores y que luego migraron a EEUU “todavía son capaces de creer de verdad que un país donde el que trabaja, pasa hambre y muchas penurias, incluso para trabajar, es bueno?”.

Cubanos en Miami rechazan el comunismo castrista / Foto: Cubanos por el Mundo

Aquellos cubanos que pueden ver más allá de lo que la dictadura quiere que vean, terminan encontrándose con un país destruido, devastado y triste, como si una gran plaga lo hubiese azotado por décadas, panorama que de alguna manera es verdad. El castrismo, como el cáncer que es, destruyó la Mayor de las Antillas, aunque sus paisajes aún permanecen intactos a beneficios propio, así lo asegura una cubana residente en Florida, quien a través de su cuenta en Facebook, lamentó el panorama que hoy existe en su país natal donde lo “único bonito es el paisaje”.

Albia Barrueto, no se explica cómo personas que estudiaron en institutos superiores y que luego migraron a EEUU “todavía son capaces de creer de verdad que un país donde el que trabaja, pasa hambre y muchas penurias, incluso para trabajar, es bueno?”. Esta mujer describe como es el día a día del cubano de a pie en cada una de sus facetas.  “Lo cotidiano, es una reverenda mierda!”.

La cubana residente en Orlando, Florida lamenta que con solo decir la palabra “derechos humanos”, la dictadura se ofende y ataca a quienes se atrevan a mencionarla o colocarla en frases. “Es la primera señal inequívoca de la violación”.

Describe a Cuba como una enorme prisión, donde su gente no puede ni siquiera “comer lo que la naturaleza te da sin cultivarla (mariscos)”, algo que desde los inicios de este mundo le era permitido al hombre.

“No puedes comer la vaca que cuidas, alimentas y abrigas, porque es solo tuya para eso, como si el gobierno la hubiera comprado nunca, pero es de él. Si la comes,  vas preso. Si compras suficientes provisiones para asegurar paz por un rato, vas preso. Si dices que no estás de acuerdo con algo, vas preso”.

Recuerda que desafortunadamente, Fidel Castro le hizo un daño terrible a la sociedad cubana, al inculcar la política del espionaje dentro de las propias familias y vecinos, por lo que hasta el que está sentado tomando café, puede “chivatear” si dices algo contra el sistema nefasto cubano.

“Si usted es emprendedor, tiene ideas creativas, le gusta la casa linda y le mete a la construcción, una vez que haya terminado y su casa este linda, linda… el gobierno vendrá y se la robara a usted, porque usted es un capitalista que solo le interesa lucrar, y eso no está permitido”.

¿Protestar? “Vas preso”, ¿Te quejas? “Vas preso y te acusan de malagradecido” como si el castrismo fuese una especio de dios dotador de todo, cuando la realidad es que actúa como una de las siete plaga de Egipto.

“Usted también es mala persona al quejarse o protestar (dos acciones muy diferentes), por no recibir paga adecuada o correspondiente con lo que usted estudio. Porque en Cuba la educación superior dice ser gratuita, pero se estudia sin desayunar y comiendo porciones peores que un preso, se vive con baños sin agua, y solo se pasa bien si usted es hijo de alguno del grupito que mencione arriba”.

Por último, la cubana reprocha que, existen personajes que viven en Florida y en todos los Estados Unidos y continúan defendiendo con fuerza al sistema opresor cubano, aún cuando están claros que eso le cuesta la libertad y la democracia a su gente.

Tomado De Cubanosporelmundo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.