Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección
Foto de: A. Figueredo en Facebook

La misiones médicas cubanas, ha sido acusadas de esclavitud en pleno siglo 21, pero nadie ha ahondado en el tema de los fallecidos y enfermos que ha dejado el negocio del régimen cubano, de hacerlo el mundo podría hablar prácticamente de genocidio.

Se desconoce el número de familias que han recibido el cuerpo de algún familiar con una simple excusa de enfermedad, sin conocer el trayecto que vivió ese ser para terminar dentro de un ataúd.

Las palabras en boga para el régimen son “se hizo lo que se pudo”, como si una frase lo eximiera de tanto horror provocado.

¿Qué explicación probable tendrán para dos niñas pequeñas, sin un milagro no le devuelve la salud a la colaboradora de la salud Ismaray Quintanilla?

El médico cubano Alexander Figueredo, ha hecho público un desgarrador testimonio:

Colaboradora de 30 años y madre soltera. Viaja a Venezuela en el 2018 dejando a 2 niñas una de 3 años y otra de 6. Con la esperanza de al terminar su contrato de trabajo de 2 años, pueda comprarse aunque sea un cuartico donde vivir con sus hijas. Pasa el 2019, Todo un año de sacrificio. En enero del 2020 y gracias a Dios pudo venir a su año porque muchos llevan más de 20 meses violando su contrato de trabajo y sin poder venir, llega de vacaciones y las disfruta con sus familiares. De regreso a Venezuela en febrero del 2020, 4 meses después en junio, comienza a sentirse mal.

A partir de allí, vienen momentos de dolor, desamparo y engaño; en todo ese tiempo, diagnósticos errados, mala atención y mentiras de los jefes directos de la misión que debieron preocuparse por la joven; hasta que llegó el resultado más temido.

Quintanilla tiene un linfoma en el mediastino anterior, ocupando pulmón, esófago y desplazando el corazón, según tomografía simple, midiendo 120 x 108 mm.

La quimio, después de tres meses, no ha funcionado, el dinero que ganó con su esfuerzo, al cambio de moneda se volvió agua, no puede comprar un hogar para sus hijas. ¿Y quién responden por esto?

TOMADO DE CUBITANOW

Share This
A %d blogueros les gusta esto: