Cubana denuncia la odisea vivida para obtener el certificado de defunción de su esposo

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Anuncios

Una cubana identificada como Carmen Raquel Panizo Villares denunció la odisea vivida durante cerca de un mes para obtener el certificado de defunción de su esposo, quien falleció debido al Covid-19 en septiembre pasado en el Instituto Pedro Kourí (IPK).

Desde que falleció su esposo Alberto Rojas Ortega se ha visto forzada a atravesar un sinuoso proceso de trámites con la morosidad característica de las entidades estatales cubanas, por lo que ya no sabe qué hacer para obtener de una vez y por todas el certificado oficial.

Luego de la muerte de su esposo en el IPK, allí le otorgaron una tarjeta en los servicios necrológicos con los datos necesarios para obtener dicho certificado.

Posteriormente, en la funeraria Moderna, en Luyanó, recogió los restos cremados de su esposo en Santiago de las Vegas, y le orientaron que en el Registro Civil de Boyeros podía solicitar el mencionado documento.

Según la denuncia realizada por Panizo Villares, el 18 de octubre solicitó el certificado en la citada oficina del municipio de Boyeros, y le dijeron que fuera a recogerlo

“Me dieron fecha para el 8 de noviembre y tampoco aparecía. La próxima fecha fue el 16 de noviembre, y nada”, relató, además.

De igual manera aseguró que “en ese intervalo fui a la funeraria y me dijeron que lo habían cremado en Berroa, que fuera al Registro Civil de Guanabacoa”, pero allí le dijeron que tampoco estaba, “que tenía que ser en Boyeros”.

Panizo Villares en este punto en el que se encuentra, dijo, que “ya no sé qué voy a hacer”.

A ella se le hace necesario obtener el certificado de defunción de su esposo para poder iniciar otro trámite con el que va a reunificar la jubilación de ella con la de él, pero sin ese documento no puede hacer éste ni ninguna otra diligencia para ordenar legalmente su vida en la viudez.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.