Cuban Prisoners Defenders registra cinco nuevos presos políticos en Cuba durante el mes de diciembre

Actualmente 138 personas se encuentran en prisión por motivos políticos en la Isla.

Un recluso en el Combinado del Este, en La Habana. EFE

La organización Cuban Prisoners Defenders (CPD) informó que la lista de presos políticos en Cuba sumó en el mes de diciembre otras cinco personas para un total de 138 ciudadanos en las cárceles de la Isla por razones políticas, lo que calificaron como una «altísima escalada de represión».

Los cinco nuevos prisioneros de conciencia son Luis Robles Elizástegui, el joven que mostró un cartel de apoyo a Denis Solís en el Boulevar de San Rafael, Alberto Aguilar Acosta, Aneski Jiménez Hardit y Roberto Pérez Rodríguez, de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y Virgilio Mantilla Arango, de la Unidad Camagüeyana de Derechos Humanos.

Este mes cumplieron íntegramente sus condenas dos prisioneros, Walrido Rodríguez Piloto y Elio Juan Arencibia Dreque, mientras que Silverio Portal Contreras recibió una licencia extrapenal por su estado de salud tras las diversas agresiones sufridas en prisión.

La ONG pasó a la lista de presos de conciencia con medidas de limitación de libertad domiciliar con o sin trabajo forzado a Martha Sánchez González, Juan Galbán Hernández, Aurelio Andrés González Blanco y Roilán Álvarez Rensoler.

CPD también denunció que se encuentran en huelga de hambre en la prisión de Valle Grande, ubicada en La Habana, los prisioneros políticos Adrián Curuneaux Stevens, Toni Alberto Salazar Deulofeo y Manuel Santana Vega, del Movimiento Opositores por una Nueva República (MONR), que solicitan que las autoridades definan su situación legal y sean juzgados, pues llevan 7, 2 y 4 meses en prisión por Atentado, Atentado y Desacato, respectivamente.

«También en huelga de hambre ha estado en la prisión kilo 5 1/2 de Pinar del Río por más de 25 días Emeregildo Duvergel Delis (UNPACU) en protesta porque debió ser liberado el 30 de noviembre y las autoridades se negaron a liberarlo mediante la fabricación de una nueva causa falsa de Atentado en prisión», indicó la organización.

En el informe que recoge lo sucedido durante el mes de diciembre CPD se refirió al Movimiento San Isidro, cuyos simpatizantes «han sido sometidos a aterradores niveles de vigilancia», como reconoció también la ONG Amnistía Internacional.

«Uno de los ciudadanos que se manifestó con simpatía por el Movimiento San IsidroLuis Robles Elizástegui, un ciudadano sin afiliación política, está preso por manifestarse espontáneamente de forma irreprochable y pacífica en La Habana. El vídeo de su detención prueba que los cargos de Desacato y Desórdenes Públicos son completamente falsos», recalcó CPD en su informe.

Además de los 138 condenados y presos políticos por oposición al régimen, CPD reconoció además otros 11.000 civiles no pertenecientes a organizaciones opositoras, 8.400 de ellos convictos y 2.538 condenados, censados con datos oficiales a 31 de diciembre de 2019, con penas medias de dos años y diez meses de cárcel, por cargos denominados en el Código Penal como «predelictivos», es decir, sin delito.

Tomado De DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%