Cuba vive la jornada de mayor déficit de suministro eléctrico del año

Tras la salida de servicio de la Termoeléctrica Antonio Guiteras de Matanzas, el país carece ahora de alrededor del 50% de su capacidad de generación.

Una calle en apagón en La Habana. EFE

El déficit de suministro eléctrico en Cuba es el miércoles del orden del 50%, lo que supone la cifra más alta de la actual crisis energética, comenzada en junio, así como de todo 2022, después que la Termoeléctrica Antonio Guiteras, de Matanzas, saliera de servicio el martes por un avería.

La rotura en la Guiteras se suma a la situación de la planta de Felton, Holguín, cuya unidad 1 está en reparación, mientras que la 2 sufrió un incendio meses atrás que la mantendrá sin operar durante poco más de un año, según las autoridades del Ministerio de Energía y Minas.

Felton y la Guiteras son las mayores generadoras de energía del país. La central matancera no debe reiniciar el servicio hasta el sábado, indicó la estatal Unión Eléctrica (UNE).

Además de las anteriores, según la propia UNE, están fuera de servicio por averías las unidades 6 y 7 de la Termoeléctrica de Mariel, la unidad de la Otto Parellada, la 4 de la CTE Nuevitas y la 6 de Renté. En el caso de esta última, ubicada en Santiago de Cuba, también tiene en mantenimiento la unidad 3.

Por ello, las limitaciones en la generación térmica son del orden de los 319MW, mientras que en la generación distribuida no están disponibles por avería 132MW y en mantenimiento hay 510 W.

Como nota positiva, la UNE anunció que para el horario pico del miércoles debe entrar a operar la unidad 6 de Rente, con 50MW, a los que deberían sumarse 116MW generados con motores diésel.

Con este pronóstico, la UNE estimó para la hora pico una disponibilidad de 2.064MW y una demanda máxima de 3.100 MW, lo que equivale a un déficit de 1.036 MW, que ascendería a los 1.106MW en el horario pico.

Pese a ello, la pasada noche la máxima afectación en el horario pico fue de 1.220MW alrededor de las 8:00PM, mucho mayor que la esperada para el miércoles.

Todo lo anterior implica que los apagones no darán tregua a los cubanos, exhaustos ante un verano en que algunas localidades han padecido apagones de hasta 20 horas en una jornada.

En julio se registraron apagones durante 29 de los 31 días del mes, según datos de la UNE cotejados por EFE, y agosto lleva una línea similar.

Los cortes de energía han provocado que el descontento se dispare, y casi todas las noches se reportan cacerolazos y protestas callejeras en poblados de toda la Isla. Ante ello, el Gobierno despliega sus fuerzas represivas, mientras promete que resolverá el problema para fines de año, algo que los cubanos no creen.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%