Para el licenciado en Ciencias Sociales Fernando Rangel Castresana, la unificación monetaria en Cuba causa una “tensión social” entre el pueblo, ya que el castrismo pretende que su deprimida producción nacional salga a flote mientras mantiene políticas restrictiva y “demoniza” las importaciones.

El régimen de Cuba le quiere imponer mil pesos cubanos de “prestamo” a los trabajadores / Foto: Cubanos por el Mundo

odo apunta a que los trabajadores estatales en Cuba comenzarán la unificación monetaria endeudas, o al menos así lo quiere la dictadura cubana. El portal Diario de Cuba, detalla que varios empleados fueron convocados en las diferentes empresas del Estado para informarles sobre un “adelanto salarial” de mil pesos cubanos a partir del 1 de diciembre para que puedan comprar productos de la canasta básica, pues estos aumentarán drásticamente con la nueva medida económica.

Según detalla el reporte, el adelanto deberá ser pagado luego por los trabajadores, quienes temen que su nuevo salario no les alcance para costear el préstamo y el nuevo costo de los productos. Sabiendo esto, algunos preguntan que si pueden no aceptar el “adelanto” de mil pesos cubanos, pero como todo en Cuba, esto al parecer no es “opcional”, sino que es impuesto por el castrismo.

Mae Aramburu Hernández, trabajadora del sector de Salud Pública, indicó que el descuento para pagar dicho adelanto será directamente del salario mensual “y las cuotas de pago serán en dependencia del aumento salarial por cada trabajador; es decir, del convenio acordado en cada caso” ¿Qué quiere decir esto? Qué aquellos trabajadores que tengan un sueldo más alto, son los que más pagarán por el “adelanto” salarial.

“También nos explicaron que los salarios aumentarán entre el 5% y el 5,9%, en correspondencia con el salario escala mínimo de cada trabajador. Varios compañeros plantearon en la reunión que para ellos no era conveniente dicho adelanto y preguntaron si podían negarse. Aunque la respuesta no fue un no categórico, los directivos dejaron entrever que aceptar el adelanto era casi otra tarea revolucionaria más”, dijo.

Nancy Valladares Estrada, otra trabajadora, afirma que esta medida de adelanto salarial no es “fiable” y recuerda el endeudamiento que el castrismo impuso a los trabajadores estatales al sustituir sus electrodomésticos con altos consumos energéticos y de muy mala calidad. “Todo en este país es obligatorio. Ni siquiera puedes elegir negarte al endeudamiento, a una dependencia extra que tenemos derecho a no contraer por las razones que sean”, cuestionó la mujer.

Desconfían del régimen cubano

Los trabajadores afirman que no quieren tomar dicho adelanto salarial porque el panorama económico del país aún no está claro, lo que los hace “desconfiar” del régimen cubano. “El problema es que estas reuniones se están celebrando solo a nivel de centros laborales, pero nada de esto ha trascendido a la prensa y por tanto, al menos yo, no me fío del secretismo”.

A juicio de los trabajadores, “nadie sabe” que va a poder comprar con esos mil pesos cubanos impuestos, por lo que a su juicio es preferible aplicar primero la unificación monetaria para saber qué hacer.

Unificación monetaria causa tensión en Cuba

Para el licenciado en Ciencias Sociales  Fernando Rangel Castresana, la unificación monetaria en Cuba causa una “tensión social” entre el pueblo, ya que el castrismo pretende que su deprimida producción nacional salga a flote mientras mantiene políticas restrictiva y “demoniza” las importaciones.

“No se puede pretender desarrollo económico ninguno cuando se proyecta desde la ideología, ni dolarizando la economía. Mi negación de aceptar ese adelanto es porque me incomoda seguir siendo parte de un experimento interminable. Nadie sabe cuáles serán los precios reales, no los especulados o los que se rumoran; es como tirar primero el dardo y después dibujar la diana. Y por otra parte, considero que los trabajadores del Estado merecen sin duda alguna que esos 1.000 pesos sean una bonificación, no un préstamo”, recalcó Rangel Castresana.

Tomado De Cubanosporelmundo

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.