“Esto es un abuso, ya hay que acabar con esto”, denunciaron a través de una publicación en la red social Facebook.

El pan nuestro de cada día no mejora. El alimento que miles de cubanos compran diariamente por la libreta de alimentación impuesta por el régimen castrocomunista en Cuba es cada vez más abominable.

En cientos de oportunidades, usuarios en las redes sociales han cuestionado el aspecto del pan distribuido por los comunistas. Visiblemente golpeado, aplastado y diminuto y prácticamente desintegrándose, así es el pan que reciben los ciudadanos.

Esta vez, un usuario reclamó por los panecillos que recibió en su hogar, provenientes de la panadería en la localidad de Arango. “Esto es un abuso, ya hay que acabar con esto”, denunció a través de una publicación en la red social Facebook.

El pan nuestro de cada día en Cuba

En reiteradas ocasiones panaderos han explicado que la calidad de la harina importada por la dictadura de Cuba es mala. Igual con la levadura, la manteca, pero la verdad es que los cubanos y están cansados de “tantas burlas”.

“Que falta le hace al cubano conocer el mundo exterior para que vea la verdad y lo que ese mal llamado gobierno le está haciendo al país. Hay un mundo mejor, no perfecto, pero les aseguro que mejor la revolución es una mentira pero bien grande. Vivo en Trinidad y Tobago, una isla poco más grande que Isla de la Juventud pero hay de todo”

resaltó Vidal García en un comentario.

“En Cuba no hace falta bypass gástrico….la cartilla de racionamiento es la mejor protección”, comentó el usuario Leonardo Pedro en una publicación sobre el pan que data de 2018.

Tomado De Cubanosporelmundo

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.