“Mucha droga que se produce se va a Cuba y Venezuela, es un círculo vicioso”, señaló el Gobierno interino

Policía de Bolivia intercepta cargamento de drogas

El Ministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo, aseguró el pasado lunes, en un acto televisivo, que buena parte de las drogas que se producen en la nación sudamericana van a parar a Cuba y Venezuela. Asimismo, calificó a estos dos países como trampolines para el tráfico de estupefacientes hacia otros destinos.

“Hay venezolanos que están metidos en el circuito coca cocaína. Mucha droga que se produce se va a Cuba y Venezuela, es un círculo vicioso para después sacar a Estados Unidos y Europa”, señaló.

Durante su intervención, el funcionario también hizo mención de un operativo antidrogas donde se confiscaron cerca de 200 kilogramos de cocaína y una avioneta y otro, acontecido el pasado 29 de septiembre en la ciudad de Ivirgarzama.

En este último, fueron detenidas dos personas, que intentaban darse a la fuga haciendo uso de armas de fuego. A la par, se decomisaron 49 paquetes tipo ladrillo, que sumaban más de 50 kilos de droga, y se destruyó un laboratorio de droga y una pista. La acción policial fue de suma importancia —según Murillo— por dejar un daño estimado al narcotráfico de 1.2 millones de dólares.

“Es un muy buen trabajo el que está haciendo nuestra fuerza de lucha contra el narcotráfico. No vamos a descansar hasta el último día. Queremos dejar un legado al nuevo gobierno para que siga con esta lucha. Catorce años de impunidad y protección al narcotráfico se han acabado”, declaró el titular en clara referencia a la gestión del expresidente Evo Morales.

Conexión Cuba-Morales

La presencia de Cuba en esta red no debería ser sorpresa. Sobre todo, por las conexiones que estableció el líder Movimiento al Socialismo con el Gobierno de La Habana, durante su tiempo en el poder.

A finales de septiembre, el propio Murillo dio a conocer sobre la posibilidad de que Evo Morales, ahora refugiado en Argentina y con casos pendientes con la justicia boliviana, no regrese a su país natal y se asiente de forma definitiva en la Isla. En un primer momento, el dirigente socialista aseguró que volvería a Bolivia, si su partido gana las elecciones del próximo 18 de octubre. Pero todo parece indicar que sus planes han cambiado.

“Lo primero que debería hacer Evo Morales es no ser cobarde, venir al país y dar la cara para ser juzgado por los actos de pedofilia, de corrupción y de tantos crímenes”, comentó el ministro interino.

Evo Morales tiene varias órdenes de la Fiscalía de Bolivia por acusaciones de genocidio, terrorismo y sedición, entre otra. Además de denuncias por estupro, aún bajo investigación, por supuestas relaciones con menores de edad cuando aún era presidente.

Tomado De Periodicocubano

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.