Cuba es el país con la tasa más alta de personas privadas de libertad en el mundo, según informe

Foto: Captura de video

Cuba es el país con la tasa más alta de personas privadas de libertad, según el Informe Anual de 2021 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) publicado el pasado 23 de julio.

«Considerando el total de número de habitantes del país, reportado por el Banco Mundial, así como las cifras presentadas por sociedad civil respecto de la población detenida, Cuba sería el país con la tasa más alta de población penitenciaria per cápita a nivel mundial. Ello, al contabilizarse cerca de 882 personas privadas de libertad por cada 100 000 habitantes», señala el documento.

«En relación con la falta de información estatal sobre personas privadas de libertad, la Comisión advierte que los datos oficiales más actualizados fueron publicados en el 2012, cuando se contabilizaban 57 337 personas detenidas en las prisiones del país. Sin embargo, la Comisión reitera que esta cifra contrasta ampliamente con la más actualizada registrada por organizaciones de sociedad civil que documenta casi el doble, al registrar al 30 de marzo de 2021, cerca de 100 000 personas detenidas», agrega.

La organización también destaca que las condiciones de detención se caracterizan por «hacinamiento, negligente atención médica, alimentación inadecuada, escasez de agua para higiene personal, falta de ventilación, y precarias condiciones higiénicas y de salubridad».

De acuerdo con información reportada por la sociedad civil y compilada por la CIDH, «estas deplorables condiciones habrían sido la causa de brotes de tuberculosis, enfermedades diarreicas agudas y otras transmitidas por parásitoscomo la escabiosis. Además, según información pública, también habrían conducido a que personas privadas de libertad padezcan de sarna y lepra».

También señalaron los brotes de coronavirus en las cárceles durante 2021. En ese sentido la Comisión «reitera la obligación que tienen los Estados de la región de adoptar medidas inmediatas y urgentes que se dirijan a proteger la vida, salud e integridad de las personas bajo su custodia frente a la pandemia del COVID-19. Esto abarca el deber de adecuar las condiciones de detención para evitar el contagio y dar el tratamiento correspondiente».

En mayo pasado El relator para Cuba y vicepresidente del Comité contra la Tortura (CAT) de Naciones Unidas (ONU), Sèbastien Touze, dijo que la isla acogía la población carcelaria más alta del mundo.

En una sesión de Naciones Unidas celebrada en Ginebra, Suiza, Touze citó datos aportados por un informe de la organización gubernamental Prisioners Defenders, basado en diversas fuentes y testimonios de agentes del Ministerio del Interior de Cuba.

De acuerdo a ese reporte Cuba tendría unas 90 300 personas en las cárceles y 37 500 detenidos, condenados fuera de establecimientos penitenciarios, lo que indica más de 127 000 ciudadanos cubano cumpliendo condenas penales en el país.

“Estos números convierten a Cuba en el país con la población carcelaria más alta del mundo”, dijo el funcionario, señalando que hay un 7,94 por ciento de la población que se encuentra en la cárcel. De los más de 90 000 encarcelados, 38 000 no tendrían antecedentes penales, precisó.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%