Croquetas explosivas provocan graves quemaduras a varias personas en Bauta

“Me explotaron en la mano y estoy toda quemada ya hace una semana y no mejoro”

Las croquetas son vendidas en un negocio privado, cuyo propietario está la tanto de la mala calidad de su producto. (Collage: Alie Bringas Delgado y Niurka Victores-Facebook)

Varias personas han sufrido graves quemaduras en el municipio Bauta, provincia Artemisa, debido a croquetas que explotan al tener contacto con el aceite caliente.

La usuaria Alie Bringas Delgado denunció en el grupo en Facebook “Gente de Bauta” que el producto es vendido en un negocio privado, a cargo de un cuentapropista llamado Luis, que se encuentra detrás del mercado local en la calle Martí.

“Me explotaron en la mano y estoy toda quemada ya hace una semana y no mejoro. No me quemé la cara porque fui rápida, pero tengo entendido que una muchacha se quemó la cara y bien grave”, contó la mujer.

La otra víctima de las croquetas explosivas sufrió quemaduras en el rostro, el cuello, uno de los brazos y el abdomen. La internauta Niurka Victores compartió en el mencionado grupo imágenes de su recuperación y resulta difícil creer que un alimento haya causado tanto daño.

(Foto: Captura de pantalla)

Sin embargo, varias personas aseguraron que hay más lesionados por intentar consumir ese producto. “Es verdad porque a mi madrastra le pasó lo mismo que a esa señora y también fue con las croquetas que compró allí en ese lugar. Las quemaduras de mi madrastra fueron mucho peor que la de esta señora”, señaló Lore Serrano.

“A mí me paso igual. Nunca más las compré. Se lo dije personalmente a Luis, pero no le importó. Nosotros, los ciudadanos, no tenemos nada que nos respalde, nada”, agregó Anays González Alpizar. Por su parte, Laydell Domínguez, contó que su casa, la víctima fue su hijo; “se quemó friendo croquetas de ese mismo lugar, eso es un peligro”.

Al parecer, que el producto no tiene las condiciones para su consumo es un secreto a voces en Bauta. “Hace poco más de un año viví esa experiencia. Me costó un día entero de limpieza, un desastre de grasa y las irreversibles manchas en toda la pared de la cocina por la explosión. Tuve pequeñas quemaduras, por suerte sin gravedad. Fui a reclamarle al dueño del negocio y me insinuó que había sido la responsable porque estar demasiado alta la temperatura del aceite. Ya otras personas habían pasado por lo mismo”, recordó Annarella Velázquez.

Algunos consumidores aseguraron seguir comprando el producto porque en Bauta “no hay casi nada para comer”. Para evitar que estallen, ellos la aplastan. “Yo las he freído millones de veces, pero tienes que escacharlas porque normalmente a esas croquetas no se les echa nada. Es que las hacen y en las máquinas cogen aire. Al coger aire y entrar en contacto con el aceite explotan”, indicó Klaudia González Álvarez.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%