Crisis energética en Cuba: Sí, a la termoeléctrica Felton se le volvió a averiar la caldera

Foto: Emilio Rodríguez

La termoeléctrica Lidio Ramón Pérez, más conocida como Felton, vuelve a tener su Módulo Uno averiado, informó el periodista de Holguín, Emilio Rodríguez.

El 16 de junio pasado la Felton estuvo en reparaciones debido a que «el turbo grupo 1” necesitó limpieza por no generar electricidad a plena capacidad como resultado de “suciedades en la caldera que incidían contra el aprovechamiento de su potencia instalada».

El 22 de junio, la Unidad Uno de la CTE Lidio Ramón Pérez (Felton, Holguín) “presentó un problema” cuando se encontraba en proceso de arranque, eso le tomó unas 24 horas para funcionar; o sea, la Felton estuvo trabajando 12 días ininterrumpidos antes de volver a salir de servicio.

El reportero Emilio Rodríguez explica en una larga disertación que la avería es otra vez en la caldera.

“Felton UNO paró hoy (corresponde a ayer) por avería en la caldera. Es cierto que es complejo de entender cuando se trata de una unidad que posee uno de los sistemas de turbina más modernos de Cuba y hace muy poco recibió mantenimiento de limpieza en la caldera, aunque hay que subrayar que la base de este proceso de generación está sustentado precisamente en el funcionamiento de la caldera, corazón de fuego, volcán, diría yo, donde las aguas se convierten en vapor”, dice.

Rodríguez se toma su tiempo para exponer detalles del funcionamiento del equipo para que “las personas comprendan”: “Ya explicamos hace unos días este proceso, pero reitero algunas ideas. La caldera es como un túnel vertical de casi 20 metros de altura, con paredes y pisos compuestos por miles de tuberías por donde circula el agua. En el centro de esta (Caldera) se fusionan doce chorros de fuego inmensos (calentadores) que convierten el agua en vapor, vapor que mueve la turbina, turbina que mueve el generador”.

Advierte entonces que “si uno solo de esos tubos que componen las paredes y piso de la caldera tiene la más mínima fisura, por donde escape el agua, se malogra todo el empeño. Se va la fuerza del vapor que mueve la turbina y el generador desestabiliza sus funciones; entonces, hay que parar, como ocurrió”. 

Además añade en su explicación que “claro que los tubos por donde corre el agua dentro de la caldera tienen aleaciones especiales, lo que le permite recibir altas temperaturas y presión, aunque para unirlos y componer un todo, es necesario utilizar miles de soldaduras, considerado punto débil del sistema”.

Luego de regodearse en detalles que no aclaran ¿por qué se averían constantemente las calderas de las termoeléctricas cubanas?, o mejor aún ¿qué harán las autoridades para revertir esa situación?, el reportero oficialista explica que el problema demorará en resolverse.

“Lamentablemente Felton UNO tuvo que parar por avería en caldera. El proceso de reparación de los daños demora, es necesario un enfriamiento para que las fuerzas puedan entrar e identificar el área dañada, y por lo general eso ocupa un tiempo no menor de 72 horas”, advierte.

Después de su afirmación vuelve a explicar, esta vez el engorroso proceso de enfriamiento de una caldera para que “el pueblo entienda lo que demora”:

“Lograr enfriar en ese periodo de tiempo es todo un reto, hay que inundar la caldera y luego ir cambiando las aguas para agilizar el proceso, en el cual participan hasta los bomberos del centro, los cuales contribuyen con sus carros cisternas. Para que los obreros entren a la caldera a identificar el área de la avería hay que bajar la temperatura a menos de 40 grados, también eso lleva tiempo”.

 A pesar de que los cubanos comprenden el trabajo y esfuerzo de quienes intentan hacer funcionar las obsoletas termoeléctricas, la duda ciudadana sigue allí: ¿hasta cuándo la incapacidad del Gobierno para lidiar con la crisis energética?

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%