COVID-19, escasez y descontento popular: así se vive la crisis en Guantánamo

Home » Cuba » Guantánamo » COVID-19, escasez y descontento popular: así se vive la crisis en Guantánamo
Cuba Guantánamo

Estoy seguro de que si hoy mismo se hiciera una encuesta objetiva sobre lo que opina el pueblo cubano acerca de quienes se han aupado en el poder por más de sesenta años, estos no recibirían ni un 20% de aceptación

(Foto: Havana Times)

GUANTÁNAMO, Cuba. – Desde que llegara la pandemia de COVID-19 a Cuba en marzo del año pasado, y hasta el último 24 de diciembre, la provincia de Guantánamo mostraba uno de los índices de contagio más bajos del país. Sin embargo, desde la Nochebuena la cifra de contagiados ha crecido de forma significativa. En suma, hoy la provincia tiene uno de los índices más altos.

En los últimos quince días se han reportado 172 casos positivos y de ellos 100 son autóctonos. En ingreso domiciliario se hallan más de  2 250 guantanameros, según informó este 7 de enero el periodista Miguel Román en un reporte del al Sistema Informativo de la Televisión Cubana.

Todos los contagiados están siendo atendidos en Santiago de Cuba

Este 8 de enero el Dr. Francisco Durán García, Director Nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública afirmó en su habitual conferencia de prensa sobre la situación de la COVID-19 en el país que la provincia reportó 36 nuevos casos, 24 autóctonos y 12 importados.

En el crecimiento de la pandemia han incidido varios hechos, entre ellos la baja percepción de riesgo de la población y el incumplimiento de las medidas higiénicas y sanitarias indicadas por las autoridades para todas las instituciones públicas y privadas.

Un guantanamero que en estos momentos tiene a varios familiares hospitalizados en Santiago de Cuba, y que no identificamos porque así lo pidió, considera que entre las causas de la proliferación del virus está que las pruebas para determinar si una persona sospechosa está contagiada no se están haciendo con la rapidez necesaria.

Hay que tener en cuenta que Guantánamo es una de las provincias que tiene gran cantidad de descendientes de haitianos. Muchos de ellos viajan regularmente a Haití con el objetivo de comprar mercancías que luego revenden aquí. Siendo ese país uno de los más contagiados con el virus en la zona esa puede haber sido una de las causas de la propagación de la epidemia.

Desabastecimiento total

Algunos pensaron que se habían acumulado grandes cantidades de productos para abarrotar los mercados apenas comenzara el año, pero la realidad es otra.

Los mercados estatales de oferta y demanda que comercializan sus productos a precios topados están desabastecidos y los precios de los escasos productos que aparecen son altos.

Continúan escaseando productos esenciales para mantener la higiene personal y doméstica como el jabón, detergentes, la pasta dental, el cloro y otros similares.

En cuanto a la alimentación no hay ofertas de ningún tipo de carnes, viandas y vegetales.

En el mercado “Feria El Guararey”, controlado por el Estado, la mayoría de los puntos de venta permanecen cerrados y lo único que se ha ofertado allí a la población desde que comenzó el año hasta este 8 de enero ha sido papel sanitario, desodorante, croquetas de pescado y pollo congelado, productos que fueron vendidos en mínimas cantidades y después de que los clientes habían invertido varias horas en cada cola.

Algunos medicamentos indicados para el control de la presión arterial y los que necesitan los diabéticos, como el alcohol, el algodón y la insulina, continúan escaseando.

Precios de algunos medicamentos publicados por el periódico Venceremos (Foto del autor)

Mucho descontento popular con la Tarea Ordenamiento

La nueva política económica de la dictadura ha provocado gran rechazo popular debido a los altos precios de algunos productos y servicios.

En medio de este crisis sanitaria, que no parece tener fin, se ha manifestado nuevamente una forma peculiar de la actuación de la dictadura y que muchos califican como “la teoría del azadón”, según la cual ésta siempre trata de obtener beneficios en desmedro de los ciudadanos. Y es que los dirigentes comunistas han reiterado que no van a permitir que los propietarios privados impongan precios abusivos a la población. Sin embargo, la mayoría de los nuevos precios estatales han provocado una inequívoca repulsa popular.

La consecuencia de esta política en contra de los particulares ha sido el cierre de varios puntos de venta de productos agrícolas, con el consiguiente perjuicio para la población.

Al parecer, las autoridades no quieren entender que la causa del desabastecimiento de productos agrícolas es su demostrada incapacidad productiva para hacerle la competencia al sector privado, unida a la imposición de medidas que traban el crecimiento de las fuerzas productiva en la agricultura.

En el punto de venta del pan del reparto Pastorita, situado en la calle 5 Oeste, entre 5 y 6 Norte, todos los días queda gran cantidad de pan sin vender. El pasado 5 de enero -en presencia de este reportero- varios clientes increparon al delegado del Poder Popular de nuestra circunscripción, de apellido Delisle, a quien le exigieron que tramitara ante las autoridades de la provincia su inconformidad con el nuevo precio del pan, que no guarda relación con su calidad, algo que es un reclamo nacional. El precio del pan ha sido aumentado en un 200%.

Hoy, 8 de enero, en un mercado estatal de productos agropecuarios sito en la calle 5 Oeste esquina 1 Norte, la libra de calabaza se estaba vendiendo a $3,60 CUP, una cifra que ha aumentado de 18 veces el precio anterior que era de 0,20 CUP.

Una libra de queso “Frescal”, de producción local, ahora cuesta 75 CUP, antes 25.

Un pasaje en avión Guantánamo-Habana que antes costaba 228 CUP ahora cuesta 1 140 CUP, es decir, aumentó un 500% comparado con el precio anterior.

Listado de precios de algunos productos y servicios publicados por el periódico Venceremos (Foto del autor)

Estos son algunos ejemplos puntuales de precios que han provocado gran descontento popular.

Los espacios informativos de la dictadura gustan de informar sobre los resultados de  encuestas de opinión acerca de la gestión gubernamental en otros países. Pero esos gobiernos que tanto critican han sido elegidos por el pueblo y cuando no satisfacen sus expectativas este les pasa la cuenta en elecciones.

Estoy seguro de que si hoy mismo se hiciera una encuesta objetiva sobre lo que opina el pueblo cubano acerca de quienes se han aupado en el poder por más de sesenta años, estos no recibirían ni un 20% de aceptación. Y creo que he sido muy generoso en mi cálculo.

Tomado De CUBANET

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: