COVID-19: Díaz-Canel teme que la entrada de cubanos cause un rebrote

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Anuncios

“Desde ahora hay que establecer las estrategias”

Díaz-Canel confiesa hay territorio con posibilidad de retroceder en el control de la pandemia. (Foto ilustrativa: Presidencia de Cuba)

Al presidente Miguel Díaz-Canel le preocupa que, tras la apertura de fronteras, los cubanos residentes en el exterior provoquen un nuevo brote de COVID-19. Que el virus entre al país a través de turistas internacionales no es algo que lo desvele, a pesar de la amarga experiencia en Matanzas.

Consideró que el fin de año del 2020 “fue el que nos complicó y el que nos entró en el pico pandémico del cual estamos saliendo ahora”. En esa fecha miles de cubanos regresaron a la Isla para encontrarse con sus familias tras meses sin verse.

Ese vuelve a ser uno de los retos, reflexionó, que enfrentará la Isla dentro de muy poco. “Ya desde ahora hay que establecer las estrategias para el arribo del turismo, y también para la llegada de cubanos desde el extranjero, y, sobre todo, evitar en el fin de año que perdamos todo lo que hemos logrado hasta este momento”.

El próximo 15 de noviembre Cuba abrirá sus fronteras, a pesar de que la pandemia aún no está controlada. Aunque las cifras oficiales de repente muestren cifras inferiores, varias provincias podrían retroceder.

“Ciertamente, todavía hay algunas oscilaciones numéricas —de avance a retroceso, y viceversa—, pero aun así las cifras se registran más bien en niveles bajos”, confesó. Por eso, reconoció la situación epidemiológica oficial no debería llevar “a una autocomplacencia con la cual desmontemos las medidas restrictivas y de control”.

La apertura supondrá cambios en los protocolos sanitarios al entrar a la Isla. A partir de ese momento queda suspendida la cuarentena y solo se realizarán controles aleatorios en los aeropuertos.

Sí se tomará la temperatura a todos los viajeros y se exigirá el certificado de vacunación o una prueba PCR con resultado negativo. Las medidas más rigurosas, afirmaron, estarán al interior de las instalaciones hoteleras.

En su reporte de este sábado, el Minsap informó que en la última jornada se confirmaron 1946 casos positivos a la COVID-19, por primera vez el número bajó de 2000 desde el mes de junio.

“Sigue siendo alto, pero por primera vez en semanas, bajamos de 2 000. Son 192 menos que el día anterior, que ya era una cifra inferior a días anteriores”, afirmó Francisco Durán, director nacional de Higiene y Epidemiología.

No obstante, los cubanos no confían en esos datos pues la realidad en sus barrios muestra lo contrario. Tras el anuncio de la apertura, los casos positivos y fallecidos han bajado de forma sospechosa, a pesar de que los pronósticos muestran un descenso lento del virus en el país.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.