A pesar de la profunda escasez que sufre el pueblo cubano, la administración de Miguel Díaz-Canel insiste en exportar lo poco que produce el país, a lo cual no escapa el café

A pesar de la profunda escasez de insumos básicos que sufre el pueblo cubano, la administración de Miguel Díaz-Canel, en un afán desmedido por obtener los activos económicos que le permitan sostener al régimen, insiste en exportar lo poco que produce el país, a lo cual no escapa el café.

Según un artículo publicado en la página web de TV Santiago, televisora de la provincia Santiago de Cuba, la cosecha cafetalera en ese territorio va bien, pero solo para exportar.

“Las precipitaciones por estos días en Santiago de Cuba, conjugadas con un intenso calor, propician un incremento en el adelanto de la maduración del café, originando un ‘pico de maduración’ en los principales macizos cafetaleros de esta provincia, la mayor productora en el país”.

En conversación con la prensa estatal, Meibel Ramos Gómez, presidenta del Comité municipal de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) en el municipio Tercer Frente, destacó que “más de 3120 cooperativistas y campesinos se integran a la recogida de la variedad Robusta con vistas a cumplir con las más de 495 toneladas (ton) previstas en el sector durante esta campaña, cifra que representa el 50 % del total de café por acopiar en esta localidad montañosa”.

La televisora santiaguera señala que de igual manera en el municipio de San Luis, “importante localidad cultivadora del rubro exportable, se labora intensamente en zonas montañosas como La Caoba y Sumidero”, para asegurar su venta en el mercado internacional, mientras los cubanos no tienen derecho a una taza de café.

El texto refiere también que en el municipio de Segundo Frente, donde se estiman más de 20 000 latas de café maduro en el campo, debido a la falta de personal que trabaje en la recogida, se desarrollan “masivas movilizaciones diarias para evitar la pérdida del grano. En ese sentido, despuntan los recogedores del movimiento milenario y de los diferentes sindicatos de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), además de los cooperativistas y campesinos y los pobladores serranos en general”.

Asimismo la actual cosecha cafetalera en Santiago de Cuba, con un estimado de más de 3 500 toneladas, “lo que implica un crecimiento cuantitativo y cualitativo de este rubro exportable”, señala lo distante que están los intereses del régimen respecto a las necesidades del pueblo.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.