Corrientes de lava del volcán Pacaya en Guatemala afectan a siete comunidades y queman plantaciones de café y aguacate

Anuncios

Aparte del desastre natural volcánico, se suman otras situaciones como los incendios forestales y la entrada de las temporadas de lluvia.

Corrientes de lava del volcán Pacaya, en Guatemala, el 16 de abril de 2021twitter.com / @ConredGuatemala

La elevada actividad que mantiene el volcán Pacaya, en Guatemala, ha provocado que al menos siete comunidades cercanas se vean afectadas directamente por las distintas ramificaciones de corrientes de lava que alcanzan los 4 kilómetros.

De acuerdo al más reciente informe del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanologia, Meteorologia e Hidrología (Insivumeh) de Guatemala, publicado en Twitter, el Pacaya se mantiene con alta actividad, originada principalmente por la efusión de lava a través  de fisuras que forman un flujo de lava de 3.700 metros de longitud total.

La lava, sostiene el reporte, ha quemado plantaciones de café, aguacate y otros tipos de vegetación. En este momento se mueve en varias direcciones hacia las comunidades La Breña, La Finca, Campo Alegre, Finca El Gringo, El Patrocinio, El Rodeo y Buena Vista.

Los poblados más amenazados son El Patrocinio, El Rodeo y Buena Vista. En el caso de la aldea El Patrocinio, el flujo de lava está a una distancia de 390 metros de las primeras casas y avanza; mientras que el otro frente activo se encuentra a 385 metros de la aldea El Rodeo, flujo obstruye el camino entre esa comunidad y la aldea Buena Vista.

No se descarta que aparezcan nuevos flujos de lava y columnas eruptivas mayores en los próximos días, pues el nivel de actividad volcánica es elevado y se mantiene con vibración interna asociada al ascenso de magma y flujo de lava. Además, las cenizas volcánicas también afectan a otras poblaciones.

Otros dos volcanes con actividad preocupante

El Insivumeh advierte también sobre la actividad volcánica en el volcán de Fuego y el volcán Santiaguito. Sobre el primero indica que registra explosiones «débiles, moderadas y algunas fuertes»; mientras que el Santiaguito presenta «explosiones débiles y moderadas». Ambos lanzan ceniza gris que se esparce hacia otras localidades, entre ellas, El Porvenir, Alotenango, San Marcos, Loma Linda y Palajunoj.

Aparte del desastre natural originado por la actividad volcánica, se suman otras situaciones como los incendios forestales en las aldeas Los Tujes, San Andrés Sajcabaja y Quiché; así como la entrada de las temporadas de lluvia y de lahares, que comienzan a provocar avalanchas en diversas barrancas y crecidas de ríos.

El Insivumeh advierte que las recientes lluvias pudieran provocar flujo de sedimento y agua en las laderas de los volcanes (lahares) hacia la tarde y noche, por lo que decretó a los tres volcanes como zonas peligrosas para la actividad turística. Además, recomienda no ascender ni acampar en las mesetas de estos montes, debido a la caída de balísticos volcánicos (piedras expulsadas desde los cráteres).

Del mismo modo, advierte a las autoridades aeronáuticas tomar las previsiones pertinentes y sugiere a las autoridades locales mantener las labores correspondientes para resguardar la vida de pobladores en las cercanías de los volcanes, sobre todo en las aldeas adyacentes al Pacaya.

TOMADO DE ACTUALIDAD.RT

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.