La falta de divisas ha obligado al régimen a permitir que los deportistas de Cuba militen en ligas foráneas, pero siempre llevándose una buena tajada de los ingresos

El régimen continúa insistiendo en colocar a deportistas cubanos en ligas extranjeras como una manera de ingresar divisas a su maltrecha economía, y cuenta de ello da un artículo publicado este 12 de octubre por el oficialista periódico Granma, bajo la justificación de que lo que se busca es subir el nivel del deporte nacional.

“A tono con la política encaminada a garantizar un equilibrio entre las proyecciones del movimiento deportivo cubano –sobre todo en el ciclo olímpico–, y posicionar a nuestros atletas en certámenes de primer nivel, la contratación en ligas foráneas se ha mantenido como una prioridad, pero todavía el desarrollo alcanzado por los deportistas no tiene una expresión concreta en los resultados internacionales de Cuba”.

En una reciente conferencia de prensa, Ariel Saínz, vicepresidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), informó que en lo que va de la temporada 2020-2021, ya se han firmado 59 contratos, “lo que representa el 39,3 % de lo planificado, por lo que debemos esforzarnos en lo que resta de campaña para cumplir lo planteado”.

El funcionario agregó que trabajan “en las vías de tramitación de seis deportistas más, entre ellos los peloteros Lázaro Blanco, Erisbel Arruebarruena y Yoanni Yera”.

Cabe destacar que hasta ahora suman nueve los deportes involucrados en esta política: béisbol (18), balonmano y voleibol (23), baloncesto (10), fútbol (6), lucha (7), ciclismo, polo acuático y sóftbol (cuatro cada uno), y Saínz señaló que más adelante debe sumarse el boxeo a esta lista.

Precisó además que cuentan “con baloncestistas en la liga española, en la rumana; 13 voleibolistas en los principales eventos de Europa; Arlenis Sierra, en el club Astaná, de Kazajistán, donde es considerada la mejor ciclista no europea inscrita en el circuito mundial”.

Por su parte, el periódico Granma refiere, como algo que ha influido negativamente en el desarrollo de esta política estatal, “las limitaciones que han prevalecido en esta etapa, con la cancelación de algunos torneos internacionales como la Bundesliga alemana de lucha y las ligas de béisbol Can-Am, del Pacífico, e Italiana”.

Explica además que uno de los principios de la política de contratación “es contribuir a la elevación del rendimiento atlético y que se exprese en los resultados deportivos del país, independientemente de que esta práctica también aporte a los niveles de satisfacción personal de los deportistas”, pero reconoce que el régimen “obtiene una vía de ingreso, a partir de los derechos de formación de los atletas, que se asignan en cada una de las disciplinas por las cuales son contratados”.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.