Continúan los interrogatorios y expulsiones laborales a los cubanos que apoyan la marcha del 15N

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba / Habana
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Anuncios

La Seguridad del Estado ordena el despido del actor cubano Edel Carrero alegando que su plaza tiene que ser para alguien ‘confiable’.

El actor cubano Edel Carrero. EDEL CARRERO/TWITTER

El actor cubano Edel Carrero fue despedido este miércoles del Centro de Teatro de La Habana, donde se desempeñaba como informático, por su apoyo a la marcha del 15 de noviembre, denunció en su cuenta de Twitter.

«Acabo de ser despedido del Centro de Teatro por la Seguridad del Estado. Pues como soy el informático dicen que esa plaza tiene que ser de alguien confiable… Vergüenza nacional y asco», escribió el joven.

A medida que se acerca del día de la protesta pacífica convocada por la plataforma Archipiélago el régimen cubano incrementa la represión contra los miembros de la sociedad civil que han anunciado su participación mediante sanciones laborales e interrogatorios policiales.

También el laico católico cubano Pedro Albert, quien anunció que realizaría una caminata pacífica «por la libertad de pensamiento, de expresión y manifestación de forma pacífica» fue detenido por agentes policiales.

«Nos reportan que el profesor Pedro Albert Sánchez ha sido detenido por convocar a manifestarse. Pedro Albert fue uno de los Convictos de Conciencia del 11JCuba y su caso está pendiente y documentado en el Comité contra la Desaparición Forzada de las Naciones Unidas (CED)», denunció la ONG Prisoners Defenders.

Otra de las personas amenazadas este miércoles fue el tuitero Pablo Enrique, quien mostró en sus redes sociales la imagen de una citación policial para ser interrogado en la Unidad Policial de la Lisa.

«Estaban presentes el coronel Mario y el capitán que me citó. Me impusieron una multa de 2.000 pesos, me rompieron mi móvil metiéndolo en agua y muchísimas amenazas por el 15 de noviembre», escribió Pablo Enrique.

La activista Saily González Velázquez mostró la citación policial entregada a uno de los firmantes de la solicitud de autorización para realizar la marcha en Santa Clara y bromeó con los numerosos errores ortográficos que contenía. «Sin dudas se hace imperiosa una nueva campaña de alfabetización, esta vez dirigida a las ciberclarias y a los agentes del DSE»escribió.

El cubano Osmel González Darlington fue otro de los citados por la policía política cubana debido a su apoyo a la marcha cíviva.

«Tres oficiales se personaron en la puerta de mi casa, una misma mujer y dos hombres diferentes en cada ocasión, primero 1:30PMy luego 6:30OM. Lo llaman entrevista, pero sabemos que no lo es. No me sorprende. Desde que firmé la carta de apoyo y convocatoria a la Marcha Civica por el Cambio asumí esta posibilidad»escribió González Darlington.

«Es la segunda vez que me citan luego del 12 de noviembre de 2020 donde por unas dos horas y media otro oficial intentó reclutarme. Esto sólo lo supieron gente muy cercana a mí. Ello no me impidió y sí me motivó a estar el 27N frente al Ministerio de Cultura (MINCULT) en lo que fue un rotundo y hermoso ejercicio de civismo y cubanía, rodeado de parte de lo más luminoso del futuro de Cuba. Y por esa luz y ese futuro apuesto», agregó.

Decenas de activistas cubanos están siendo citados, amenazados y sancionados por la policía política en los días previos a la marcha, especialmente los que firmaron las cartas en apoyo a la iniciativa y los coordinadores de la plataforma Archipiélago.

Numerosas organizaciones defensoras de los derechos humanos y partidos políticos han mostrado su preocupación por la represión del régimen cubano contra los ciudadanos que pretenden participar en la marcha cívica.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.