Conmoción en redes por muerte de adolescente de origen cubano en Italia

Medios italianos reseñan la lamentable noticia. Según explican, su nombre era Alex Carella y falleció hace pocas horas tras tres días de agonía.

Según explican, Alex creció en Frattocchie, un ‘niño grande’ todavía un adolescente con buenos ojos: Alex era muy conocido en la zona y muy querido por la gente que lo conoció.

“Fue atropellado una tarde húmeda de diciembre, hace cuatro días, por un automóvil conducido por otro joven de 20 años en Santa Maria delle Mole. Una desgracia dolorosa, una distracción en una dinámica aún no clara”, asegura el portal Noi Cambiamo.

El autor del artículo dice que lo conoció. “Yo mismo me he encontrado con Alex varias veces, durante las actividades de voluntariado con los niños y jóvenes de Frattocchie a lo largo de los años. La última vez, antes de que estallara la emergencia del COVID19, me dijo «Marco, ¿puedo yo también ayudar a criar niños más pequeños?». Ya no podrá hacerlo. Una vida rota, la muerte de un joven que no tenía ni veinte años. Una injusticia”, lamentó.

“Querido Alex, tenías como 11 años cuando tu mamá nos pidió que te ayudáramos a hacer tu tarea en el After School, desde ese día tu presencia ha sido constante. Nos hiciste enojar muchas veces, pero no fue posible permanecer enojado por mucho tiempo porque tu carácter dulce y manso ya se mostraba. En Frattocchie fuiste muy querido por tu amabilidad y por tu expresión amistosa”, añade.

Al conocer la noticia, la cubana Yanet Yaya Friol, quien conoció al jovencito, escribió sentidas palabras para él y su madre:

Las redes sociales nos sorprenden cada día, es un universo virtual que se ha creado para acercar a las personas, en algunos casos para alejarlas.

Cuando estrechas lazos de amistad de manera virtual, pero de igual mamera esa persona día a día entra y participa en tu cotidianidad, la relación de amistad se fortalece siempre más.

Los hijos de tus amigas se convierten en tus sobrinos, los ves crecer, compartes con ellas sus logros, sus tristezas… ¿Y el dolor?… ¿Cómo puedes consolar a una amiga que ha perdido su hijo, su razón de vivir? ¿Qué se hace en estos casos por dios?…

Esto es demasiado fuerte, es una tristeza y un pesar que no puedes ayudar a sostenerlo, te da miedo de que ella caiga al suelo, te quedas muda, tratas con tu silencio de expresarle tu sentir, ¡coño, pero eso es muy poco! «te dices»…

¿Cómo la consuelo ahora?… Nada… No puedes hacer nada, te toca doblarte ante la más cruel de las impotencias y tirarte al suelo con ella, quedarte ahí escuchando en silencio su dolor y estar preparada para levantarla, poco a poco, firme y en silencio. Bárbara Elizabeth, Baby … Te abrazamos en silencio y con mucha fuerza. Estamos contigo y lo estaremos siempre. Por favor, sé fuerte.

Tomado De CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%