Congresistas estadounidenses piden a Biden ‘tomar acciones humanitarias inmediatas’ para el bienestar del pueblo cubano

Los firmantes de la carta solicitan a la Casa Blanca reanudar los pasos de la Administración de Barack Obama hacia la Isla.

El presidente estadounidense Joe Biden en la Casa Blanca. THE WHITE HOUSE/TWITTER

Un grupo de 114 congresistas estadounidenses piden al presidente Joe Biden que priorice el bienestar del pueblo cubano y que «tome acciones humanitarias inmediatas» para «suspender las regulaciones de Estados Unidos que impiden que los alimentos, medicamentos y otra asistencia humanitaria lleguen» a la Isla.

«La actual situación humanitaria en Cuba es cada vez más grave, con escasez de alimentos y bienes y un menor acceso a suministros médicos en medio de la pandemia de Covid-19«, señalan los firmantes de la carta enviada este jueves a la Casa Blanca.

«Apoyamos un cambio más integral para profundizar el compromiso con Cuba y avanzar hacia la normalización de las relaciones entre EEUU y Cuba. Instamos a su Administración a eliminar las licencias específicas requeridas para enviar suministros médicos, como kits de prueba y dispositivos respiratorios, a Cuba», dice la misiva.

Los congresistas solicitan a Biden levantar todas las restricciones a las transacciones bancarias y financieras relacionadas con la ayuda humanitaria y suspender la verificación del uso final. «Si bien el embargo permite el envío de ayuda humanitaria, en la práctica, los requisitos de licencia, la verificación del uso final, las restricciones al sector bancario y el temor a infringir sin saberlo las leyes estadounidenses complican gravemente el envío de ayuda humanitaria a Cuba, también desde otros países. como de los Estados Unidos», apuntan.

Además piden eliminar «todas las restricciones sobre las remesas familiares y las restricciones sobre las remesas no familiares (donaciones)» para que las organizaciones sin fines de lucro y los grupos religiosos brinden asistencia humanitaria a los empresarios cubanos y la sociedad civil».

Al respecto, los congresistas dicen que «todavía esperan acciones basadas en las recomendaciones del Grupo de Trabajo de Remesas que creó a raíz de las protestas del 11 de julio, encargado de acelerar una revisión dentro de 30 días de cómo enviar remesas directamente al pueblo cubano». La Administración Biden rechazó el pasado noviembre las recomendaciones de ese grupo sobre las remesas.

Los congresistas también piden a Biden «revocar las restricciones de la Administración de Donald Trump a los viajes a Cuba, ya que dificultan que los cubanoamericanos visiten y se reúnan con familiares en la Isla, en particular para aquellos con familias fuera de La Habana. Permitir los viajes a Cuba aumentaría el flujo de suministros humanitarios necesarios a la Isla y la cantidad y distribución de dinero y bienes enviados directamente a manos de los cubanos».

En la carta también solicitan a la Administración Biden que el Departamento de Estado revise la inclusión del Gobierno de Cuba en la lista de Estados patrocinadores de terrorismo, así como la reapertura de la embajada estadounidense «en los niveles superiores» en la Isla. «Este acto ayudará a los cubanos interesados a ​​migrar por medios legales, en lugar de contribuir a las condiciones que obligan a los cubanos a migrar en condiciones peligrosas, llegando en mayor número a nuestra frontera sur», dicen.

Los congresistas apuntan que «se debe reanudar la participación en áreas clave de interés mutuo que fueron perseguidas por la Administración (Barack) Obama-Biden, incluidos los grupos bilaterales sobre migración, respuesta a desastres, medio ambiente y cuestiones de aplicación de la ley, como la lucha contra las drogas y el lavado de dinero. La cooperación en la respuesta al Covid-19 y el abordaje de futuras pandemias también son esenciales».

«Por último, la protección de los derechos humanos en Cuba, incluido el derecho a la protesta, se beneficia mejor con un compromiso basado en principios, en lugar de un aislamiento unilateral, que ha demostrado ser una política fallida. De hecho, hoy, tras casi cinco años de estrictas sanciones estadounidenses, los incipientes movimientos sociales cubanos que surgieron durante los años de acercamiento encuentran su espacio para el debate público y la libertad de expresión más restringido que en 2016″, agrega la misiva.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%