Con los servicios de salud en crisis, Cubanacán invita a los turistas extranjeros a atenderse en Cuba

Las nuevas ofertas incluyen tratamientos de hemodiálisis y de salud mental en La Habana y Varadero.

Institución de salud para turistas en Varadero. CLINICA INTERNACIONAL DE VARADERO / FACEBOOK

La empresa estatal mercantil Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos S.A (CSMC, S.A.) y el Grupo Cubanacán de turismo firmaron un acuerdo para atender a extranjeros con problemas de salud en la Isla, justo mientras los servicios médicos que reciben los nacionales viven su peor momento y la escasez de medicinas es extrema.

La Comercializadora, encargada entre otros negocios del Gobierno de Cuba de cobrar los salarios que pagan a los médicos exportados los países de destino, presentó el acuerdo en la Feria Internacional de Turismo 2022, que se desarrolla hasta el próximo 7 de mayo en Varadero.

El contrato fue firmado por el presidente de Cubanacán, Jorge Alberto García, y la presidenta de Servicios Médicos, Yamila de Armas Águila, reportó el sitio oficial Cubadebate.

«La idea es, por ejemplo, que los turistas puedan disfrutar de una de la mejores playas del mundo y recibir su tratamiento de hemodiálisis de manera segura», anticipó Armas Águila.

Por su lado, Alexis Llanes Álvarez, director comercial de Cubanacán, precisó que en La Habana la atención médica se brindará en el Centro Internacional de Salud La Pradera y los hoteles Comodoro y Chateau Miramar, mientras que en Varadero ello será asumido por la Clínica Internacional y los hoteles Tuxpan y Brisas del Caribe.

Entre los detalles ofrecidos por los funcionarios está que el acuerdo considera los «programas de larga estancia para ofrecer calidad de vida en la Ciénaga de Zapata, uno de ellos relacionado con la salud mental».

«Van dirigidos a un cliente generalmente de la tercera edad que decide salir del clima agresivo y frío, y viaja por periodos superiores a 40 días, y en el lugar donde van a estar necesitan cobertura médica», precisó Armas Águila.

El presidente de Cubanacán aseguró que su empresa «pone toda su infraestructura, la cual incluye logística y aseguramiento médico», a esos programas. Asimismo, indicó que el propósito es ir ampliando la oferta de servicios de turismo de salud.

«Este acuerdo es una prioridad para Cuba», apuntó.

De la oferta ahora lanzada se deduce que los turistas que se atiendan en Cuba contarán con todos aquellos recursos de los que carecen los cubanos. 

El Gobierno cubano ha priorizado la venta de servicios médicos a otros países y a turistas que pueden pagarlos en la Isla antes que a la atención de sus ciudadanos. Como demostró DIARIO DE CUBA, durante 2020 el régimen sacrificó las consultas externas de los cubanos para enviar a los profesionales de la salud al exterior y obtener ganancias —que no se invierten en el sistema de salud pública, como evidencia el estado de los hospitales y policlínicos donde recibe atención médica el pueblo—, algo que se desprende de datos oficiales publicados por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI).

Ello posibilitó que durante 2021 el sistema sanitario cubanos colapsara y la Isla experimentara su peor momento de la pandemia del Covid-19.

En lo que respecta al servicio de hemodiálisis, en marzo de 2021 el director de la televisión cubana Armando Arencibia Valhuerdi, quien recibía tratamiento por insuficiencia renal crónica en grado terminal en el Servicio de Nefrología del céntrico Hospital General Calixto García, en La Habana, denunció el mal estado de los equipos empleados en el tratamiento, la escasez de insumos y la falta de personal de enfermería.

En una detallada publicación en Facebook, que luego fue borrada, Arencibia criticó que en el hospital faltaban «hierro, eritropoyetina, heparina, torundas de gasa o algodón, jeringuillas de determinado tamaño, paños estériles (esto no lo hay casi nunca), esparadrapo, otros medicamentos y antibióticos. Los guantes son reciclados y dan un solo par para el tratamiento completo de cada paciente, incluyendo el lavado de la máquina, lo que viola absolutamente todos los protocolos establecidos para la hemodiálisis en Cuba y en cualquier lugar del mundo».

De acuerdo a la publicación, tampoco alcanzaban los enfermeros en el servicio de hemodiálisis del Calixto y se reducía el tiempo del tratamiento. 

«Más temprano que tarde, todos los pacientes de este servicio estaremos sub-dializados, pues no por gusto se hacen cálculos del tiempo de diálisis que necesita cada paciente», denunció Arencibia.

Arencibia decidió recurrir a las redes sociales para quejarse de la situación en vez de dirigirse al Departamento de Atención a la Población del MINSAP porque «esa vía la intenté hace más de un año y no he recibido respuesta», afirmó. 

En otro ejemplo de la situación, en enero pasado la presión popular consiguió que las autoridades de Santiago de Cuba revirtieran el desalojo de niños con insuficiencia renal de la casa que en los últimos años había funcionado como hogar para ellos, y que está ubicada frente al Cuerpo de Guardia del Hospital Pediátrico Norte Juan de la Cruz Martínez Maceira de esa ciudad.

Por este caso, junto a los de otros niños con situaciones tan graves o peores, estallaron los santiagueros, quienes consideraron que nadie con sentido común alejaría del hospital a un pequeño al que no le funcionan los riñones, propenso a sufrir fracturas y al que hay que manipular con extrema delicadeza.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%