Con los precios y el menú del primer día: así celebra su 50 cumpleaños el restaurante Versailles en Miami

Anuncios

‘Más que un restaurante, es un sitio donde se celebra la libertad’, dice el alcalde de Miami, Francis Suárez.

El restaurante de comida cubana Versailles en Miami. PHILIP PESSAR CREATIVE COMMONS

El restaurante Versailles en Miami celebró su 50 cumpleaños este miércoles con una gran fiesta para la que recuperó el menú y los precios con los que abrió en 1971, publicó EFE.

Solo por esta vez, el restaurante, sitio emblemático para el exilio cubano, ofreció, con sus precios iniciales, platos clásicos como el picadillo a la cubana ($1,95), el arroz con pollo ($2,25), la palomilla ($3,25) o el especial del día, uno de sus platos insignias: el lechón asado con mojo cubano ($2,92).

«Estamos muy felices de cumplir 50 años. Nuestro primer sentimiento es de agradecimiento a la comunidad, por apoyarnos así, y a los empleados, siempre listos para todo», expresó Nicole Valls, una de las nietas del fundador del restaurante, ubicado en la Calle Ocho, del barrio La Pequeña Habana.

El Versailles fue fundado por el cubano Felipe Valls, quien llegó a Miami con 25 años en 1960, luego de que el llamado Gobierno revolucionario confiscara todos los negocios de su familia.

Su hijo Felipe Valls Jr. y su nieta Nicole son quienes en la actualidad se esmeran por conservar la fama de mejor restaurante cubano del mundo que ha ganado el Versailles.

El éxito de este sitio icónico para la comunidad cubana de Miami radica en «tratar siempre bien al cliente, dar el mejor producto al mejor precio» y «con ética de trabajo», explicó Nicole Valls.

La palomilla o bistec de res, la ropa vieja, el arroz con pollo, el caldo gallego o las masitas de puerco son algunos de los platos que incluye el menú, elaborado a partir de un recetario tradicional, de familia, una «cocina de la abuela», como dicen los dueños del Versailles, con los mejores productos de mercado.

«Un sitio donde se celebra la libertad»

«Más que un restaurante, es un sitio donde se celebra la libertad, gracias a una familia que ha creado un lugar donde presidentes y candidatos electorales vienen a tomar su café», dijo el alcalde de Miami, Francis Suárez, reelegido la semana pasada para un segundo mandato.

«El Versailles es el centro cultural y del exilio cubano por años y años«, describió el congresista republicano y exalcalde de Miami Carlos Giménez, presente en el cumpleaños 50 del restaurante.

«Cuando algo pasa en Cuba venimos aquí. Es una parte de nuestra cultura e historia. Cuando termina la noche y quieres un café con leche con tostada o un pan con lechón vienes al Versailles. Si quieres ver gente o que te vean, vienes aquí», afirmó.

«No hay comida más rica que esta», fue el veredicto de José Vélez, un puertorriqueño de 69 años, que se declaró muy identificado «con la causa de la libertad de los cubanos».

«Para nosotros es nuestra segunda casa. Venimos todos los martes y jueves, a celebrar todos los aniversarios y a comer la carne con papa y la ensalada de pollo», contó el cubano Waldo Puig, para quien el Versailles es «una bandera».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.