Con los apagones y las protestas al alza, el Gobierno sacrifica al ministro de Energía y Minas

También es cesado en el cargo el director general de la Unión Eléctrica de Cuba (UNE).

Liván Arronte Cruz, el ministro cesado. RADIO HABANA CUBA

El Gobierno destituyó al ministro de Energía y Minas, Liván Arronte Cruz, en medio de una crisis eléctrica iniciada antes del verano y que no hace más que empeorar, y que ha dado lugar a que por casi una quincena el déficit de energía en todo el país sobrepase los 1.000MW.

También fue cesado en el cargo el director general de la Unión Eléctrica de Cuba (UNE), Jorge Armando Cepero Hernández.

En una escueta nota, y sin mencionar a los destituidos ni indicar si ocuparán otras cargos, el sitio oficial Cubadebate anunció la designación de Vicente de la O Levy como nuevo Ministro de Energía y Minas, y a Alfredo López Valdés como nuevo director de la UNE.

«Ambos fueron directores generales de la Unión Eléctrica en otros momentos. Asimismo, Alfredo López Valdés ocupó anteriormente el cargo de ministro de Energía y Minas, y de Industrias», se limitó a señalar la nota.

Arronte Cruz había sido designado en el cargo en diciembre de 2019. Las especulaciones en torno a su poca aceptación entre la cúpula gobernante se destaparon después que en 2021 no fuera incluido en el Comité Central del Partido Comunista, pese a lo estratégica de su cartera para el país.

Durante su ejercicio en el cargo, tanto el ministro cesado como sus subordinados expusieron públicamente la crítica situación del sistema electroenergético de Cuba, con 20 bloques de generación de energía, 18 de ellos fuera de su ciclo de mantenimiento y, por tanto, propensos a averías. De ellos, solo nueve, no precisamente los de mayor capacidad, funcionan en este momento.

Recién en julio, Arronte Cruz reconoció que, pese a la promesa de Miguel Díaz-Canel de que las reparaciones en las termoeléctricas cubanas permitirían remediar los apagones en el tórrido verano cubano, estos proseguirán durante un tiempo indeterminado.

«La situación del sistema energético es muy compleja y tensa, pero tiene solución; esta no es inmediata, es costosa, no será de manera inmediata y requiere materiales de importación y su fabricación en el país», dijo el funcionario durante una comparecencia en el programa televisivo de la Mesa redonda.

Algunos de los recursos para reparar la Termoeléctrica de Felton, en Holguín, y alistar otras instalaciones «se encuentran contratados y en proceso de embarcar hacia el país», dijo, pero achacó al embargo de EEUU, el aumento de los precios del combustible y a la situación económica internacional las dificultades que enfrenta su ministerio para resolver los problemas.

«El sistema tiene una potencia instalada de 6.550MW y hoy están disponibles 2.500, para una demanda de 2.900MW», detalló.

Asimismo, recordó que de las 20 unidades de generación que operan en Cuba, 19 tienen más de 37 años de operación como promedio. «Una central termoeléctrica está diseñada para unos 25 años», señaló, y hoy hay «16 fuera de su ciclo de mantenimiento capital».

Posteriormente, aseguró: «Vamos a instalar potencia nueva y vamos a reparar. No se pueden resolver todos los problemas a la vez y un mantenimiento capital toma hasta un año». También dijo que el compromiso de su Ministerio era recuperar 449MW antes de terminar el año, así como «incorporar a fines de año inversiones que suponen 531MW, con inversión extranjera y recursos nacionales», indicó, sin ofrecer detalles.

Los largos apagones han colmado la paciencia de los cubanos, que durante semanas se han lanzado a las calles en decenas de ciudades y pueblos de casi todas las provincias a exigir «¡Libertad!» Ello ha puesto en jaque al régimen.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%