Con el dengue disparado, el MINSAP reporta la mayor cantidad de criaderos de mosquito de los últimos 15 años

Ahora solo se fumiga en los domicilios donde haya algún caso con fiebre o dengue, dicen las autoridades cubanas.

Los salideros de aguas albañales son parte del paisaje de las ciudades cubanas. DIARIO DE CUBA

El Ministerio de Salud Pública (MINSAP), renuente a ofrecer cifras sobre la epidemia autóctona de dengue que desde hace más de una década afecta a los cubanos, y que se intensifica durante el verano y la temporada de lluvias, reconoció que en 2022 se han reportado la mayor cantidad de focos del mosquito transmisor de la enfermedad de la última década y media en el país.

Según la doctora Madelaine Rivera Sánchez, directora nacional de Vigilancia y Lucha Antivectorial del MINSAP, el incremento de focos detectados de Aedes aegypti en comparación con igual periodo de 2021 es del orden del 21,7%.

Sin ofrecer cifras de contagios y enfermos, la funcionaria admitió que en estos momentos tienen declarada transmisión de la enfermedad cuatro provincias, ocho municipios y 13 áreas de salud, según el reporte de la estatal Agencia Cubana de Noticias.

Precisó que en La Habana, Camagüey, Las Tunas y Holguín es donde se presenta la mayor transmisión, aunque las comisiones técnicas del MINSAP analizan la inclusión de otros territorios con alta incidencia de casos.

La especialista afirmó que el mayor número de focos está localizado también en La Habana (16,5%), Holguín (13,5%), Santiago de Cuba (13%) y Camagüey (11,8%). Apenas 17 municipios aportan el 60,8% de la focalidad del país, explicó.

Como es habitual, las autoridades responsabilizan a la población en la solución del problema, mientras las condiciones higiénicas de la mayoría de las ciudades cubanas es deficiente. Asimismo, llaman a cuidar los depósitos de agua donde el mosquito encuentra su medio de reproducción, sin tomar en cuenta que el pésimo servicio de abasto de agua en la Isla obliga a las personas a tener tanques y toda clase de depósitos en sus casas.

Precisamente en tales envases, dijo la funcionaria, se localiza el 83% de los focos del país.

A diferencia de otros años, dijo, se completó el 90% de la plantilla de inspectores de control de vectores, lo que permite llegar a mayor cantidad de viviendas. En cambio, aclaró, a diferencia de las campañas de fumigación de otros años, ahora solo se aplica esa técnica en los domicilios donde se reporte algún caso febril o un positivo de dengue.

En sustitución, dijo, «se refuerza el tratamiento focal con abate y la destrucción de depósitos» de agua donde pueda proliferar el mosquito. 

Rivera Sánchez adelanto que el MINSAP «dará a conocer un cambio de protocolo en la atención a los pacientes» con dengue, mientras que las personas que presenten fiebre, malestar general, dolor de cabeza y decaimiento deben acudir a su consultorio médico.

Pese a todo lo anterior, la funcionaria aseguró que «no se puede hablar de una epidemia». Y aseguró que en el país no se han identificado casos de zika y chigungunya, aunque ambas enfermedades, con el mismo vector que el dengue, se han mantenido en la región de las Américas.

Durante las últimas semanas los cubanos han sufrido de largos apagones, sobre todo durante las noches. Junto a esa dura situación, muchos se quejan de la cantidad de mosquitos que les impide dormir.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%