Con balas de goma, los guardacostas cubanos hacen retornar un barco de migrantes que salió de Playa Baracoa

‘Le dispararon a quemarropa. Si no es por la herida en la cabeza del tripulante, se hubieran ido’, afirma un testigo a DIARIO DE CUBA.

Migrantes cubanos en alta mar interceptados por guardacostas de EEUU. USCGSOUTHEAST/TWITTER

Los guardafronteras cubanos obligaron a regresar bajo disparos de balas de goma a un barco con migrantes que se dirigían a EEUU y que salieron de Playa Baracoa el 26 de diciembre en la noche, indicó a DIARIO DE CUBA una fuente desde ese poblado costero de la provincia Artemisa.

«Estuve hablando con uno de los timoneles de uno de los artefactos, que los cogieron», indicó un residente del lugar a través de un mensaje de audio hecho llegar a esta redacción.

«Tuvieron que virar porque le dieron un tiro. Les dispararon a quemarropa. Se salvaron porque era con balas de goma. Si no es por la herida en la cabeza del tripulante, se hubieran ido», aseguró.

Los hechos se produjeron después que decenas de agentes policiales cubanos vestidos de civil tomaran con machetes la zona del malecón de Playa Baracoa, en Artemisa, luego de que un grupo de vecinos celebrara que varios barcos de pescadores escaparan de los guardafronteras cubanos.

En imágenes grabadas por residentes en la localidad se puede ver a los vecinos apostados en la zona del malecón gritando «se les fueron a la cara ahí, se les fueron, me alegro», mientras en otro video se observa a los agentes bajar armados con machetes de un camión de la Policía.

«Los boinas rojas trajeron gente de civil» y le entregaron «machete en mano no sé para qué. El pueblo estaba emocionado con los que se fueron y pensaron que se iban a manifestar y llegaron preparados con todo», afirmó un vecino de la localidad a DIARIO DE CUBA.

Según nuevos informes obtenidos por esta redacción, los migrantes que partieron ya habrían llegado a costas de EEUU y están el Centro de Procesamiento de Migrantes de Krome, en Miami.

Una residente en el municipio artemiseño contó a DIARIO DE CUBA que «la (lancha de los guardafronteras cubanos) Griffith se le atravesó a un barco para que chocara, pero metió una curva y se le fue mientras la gente gritaba de emoción. La Griffith le cayó atrás y entonces los otros barcos aprovecharon para salir mandados. Solo pudieron coger al último porque al parecer le falló el motor».

En esta embarcación capturada era donde viajaba el migrante que fue herido con balas de goma.

De acuerdo con la vecina de la localidad, «los barcos salen siempre a las 5:00AM» para evitar a los guardafronteras, y este tipo de salidas es muy frecuente. «Este es el puerto de los ferris que salen todos los días para pasar el fin de año en EEUU», bromeó.

«Ya la gente de Baracoa solo habla de eso, de irse, yo creo que solo se van a quedar los viejos», agregó.

Este fin de semana un grupo de cubanos que se encontraban en Cayo Hueso grabó la llegada de una embarcación con nueve balseros que había salido en la tarde del 25 de diciembre de Playa Baracoa y llegó a territorio estadounidense al día siguiente. Entre los migrantes había una niña de diez años de edad.

Mientras varios de los balseros logran iniciar el proceso de legalización de su estatus migratorio en EEUU, las autoridades de ese país deportan cada semana a algunos de ellos, como fue el caso de 39 enviados a la Isla esta semana.

Con ese grupo, según el diario oficial Granma, suman 1.019 las personas devueltas por las autoridades de EEUU en lo que va de año, mientras los Gobiernos de México, Bahamas, Islas Caimán y Rusia también han deportado cubanos durante 2021.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%