Con amenazas y chantajes, el régimen fuerza la salida de Cuba de la activista Carolina Barrero

La activista e historiadora del arte Carolina Barrero. EL TOQUE

La activista cubana Carolina Barrero anunció este jueves a través de sus redes sociales que estaba tomando un avión hacia la capital española luego de que la Seguridad del Estado le diera 48 horas para abandonar el país mediante chantajes y amenazas.

De acuerdo con la publicación de la historiadora del arte, tras su detención el pasado 31 de enero por acompañar la protesta de madres y familiares de los manifestantes del 11J que estaban siendo juzgados en el Tribunal Municipal de Diez de Octubre, le hicieron saber que, de no abandonar la Isla, «serían instruidos por el delito de desorden público las madres detenidas y los activistas que las acompañaban».

Los agentes de la Seguridad del Estado también utilizaron el caso de la activista Daniela Rojo para chantajear a Barrero, pues le dijeron que de su salida de Cuba dependía que no la enviaran a la prisión del Guatao inmediatamente, de la cual Rojo solo saldría después de cumplir una condena de cinco años por su participación en las protestas del 11J.

«Para unos sería el principio de un proceso de instrucción, una advertencia que intentaba doblegar la voluntad. Para otros, era el fin (…) Esta vez supe que lo harían», escribió la historiadora del arte, miembro del Movimiento 27N.

Por otra parte, los agentes de la Seguridad del Estado condicionaron también la solicitud de salida humanitaria del rapero cubano Maykel «Osorbo» Castillo, enfermo en prisión, a la salida del país de Barrero.

«He salido hoy con la certeza de que volveré. La imposibilidad de regresar a Cuba no puede ser ya jamás una opción, ni de la realidad ni del pensamiento», escribió Barrero, quien se convirtió en una de las activistas más molestas para el régimen cubano durante el último año.

«Para la Cuba que sufre, para las madres que sufren, la primera palabra, todos mis gestos, la convicción profunda de que prevalecerá la justicia y la verdad», finalizó.

El anuncio de la salida del país de la historiadora del arte generó una ola de solidaridad y agradecimiento hacia su persona en las redes sociales por parte de activistas y opositores cubanos.

«Mi amor irá contigo adónde quiera que vayas, Caro. Tu alma, tu mente, y tu corazón, permanecerán aquí en esta tierra que te vio nacer, por siempre y para siempre.  Nos veremos pronto. ¡Gracias por tanto!», escribió el activista Tata Poet, quien fue arrestado junto a Barrero el 17 de enero por protestar frente al Tribunal Supremo de Cuba.

«Gracias por tanto, bella. No me despido, sé que volveremos a abrazarnos. Te adoro. Si existieran más almas así ya todas las guerras hubieran sido ganadas», escribió tras conocer la noticia la activista Daniela Rojo.

«Hasta luego, Carol. Ya nos encontraremos de nuevo, no en medio de un cerco policial, sino en un estado de derecho. Ya nos encontraremos de nuevo, no en las afueras de una estación o en la espera de un interrogatorio, sino en una fiesta con tantos amigos desterrados», escribió el también activista Leo Fernández Otaño.

Tras su regreso a Cuba en diciembre de 2020, Barrero se convirtió en una de las figuras más respetadas dentro de la sociedad civil cubana por su participación tanto en protestas pacíficas en defensa de la democracia, los derechos humanos y los prisioneros políticos, como por impulsar diversas peticiones legales para presionar al régimen de la Isla.

Pese a sufrir diversos arrestos y agresiones, Barrero no dejó de abogar por la defensa de los derechos ciudadanos y por la utilización de vías constitucionales para enfrentar al régimen, lo que unió a una labor de activismo y participación en protestas como la del 15 de noviembre de 2021, cuando salió a la calle y fue arrestada por la Seguridad del Estado, que le abrió más de un proceso judicial.

Su caso es otro más de exilio forzado por la Seguridad del Estado cubana, uniéndose así al de los periodistas Esteban Rodríguez y Héctor Luis Valdés Cocho, el artista Hamlet Lavastida y la escritora Katherine Bisquet.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%