Comunistas obligan a youtuber cubano a apagar su cámara en plena grabación

Yotuber cubano Frank el Makina. (Foto: Mag Jorge Castro-Twitter)

El aparato de represión y censura del régimen cubano trasciende a sus propias instituciones para insertarse en una parte de la ciudadanía que se hace cómplice de los atropellos de la dictadura, es ahí donde radica su éxito.

Un ejemplo de ello es lo sucedido con el joven youtuber cubano “Frank El Makina”, quien se encontraba grabando un material para su canal, y fue obligado a apagar su cámara en plena vía pública.

Lo curioso es que este acto no fue protagonizado por ninguna autoridad oficial, sino por una ciudadana común que ejerció unilateralmente el derecho de censurar al influencer en un sitio público.

Durante el video, Frank comentaba sobre las medidas aplicadas al transporte en la isla debido al impacto de la pandemia de la COVID-19, cuando una voz le dice: “recoge que no se puede grabar”.

Confundido, el joven youtuber mira a sus espaldas sorprendido cuando una señora se acerca hacia él y lo reprime para que apague la cámara.

“¡Si no es televisión cubana, no pueden filmar, yo soy la coordinadora de la zona! ¡Por favor, retire la cámara!”, exclama dicha ciudadana.

Ante ello el youtuber corta la transmisión y culmina el video.

El régimen castrista es ampliamente conocido por censurar a disidentes, periodistas y miembros de agrupaciones políticas de oposición en Cuba.

Sin embargo, en los últimos tiempos la dictadura cubana ha puesto el centro de su mirilla en un sector, fundamentalmente compuesto por jóvenes que desnuda la realidad de Cuba: los youtubers e influencers.

Tras las protestas del 11 de julio, la youtuber cubana Dina Stars fue detenida mientras se encontraba en pleno directo concediendo una entrevista en el programa ‘Todo es Mentira’ de canal Cuatro en España para denunciar la situación de crisis que vive su país.

Otro caso de represión y censura en contra de la comunidad cubana de youtubers es el de Yander Serra, detenido y multado el pasado año con 3.000 pesos por publicar el 4 de junio de 2020 un video bajo el título “Chivatos en Cuba, tipos y clasificación”.

En Cuba, muchos de estos abusos se justifican con el Decreto Ley 370, descrito como un medio efectivo para la consolidación de la ciberseguridad, la soberanía tecnológica, la seguridad y la defensa nacional.

Sin embargo, supedita el desarrollo de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) a las necesidades estatales e impone restricciones al ejercicio de derechos fundamentales

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%